El mundo financiero y el lavado, de HSBC a los Panama Papers

El mundo financiero y el lavado, de HSBC a los Panama Papers

lavado de activos

Un interesante análisis propuesto por la consultora CEPA nos permite entender las circunstancias que rodean al mundo financiero y los capitales que se mueven a través de “Paraísos Fiscales”

Del camino que agita a la opinión pública a través de las filtraciones de los PANAMA PAPERS a las causas que ya se investigan en la justicia federal por la aparición de las 4040 cuentas de argentinos en el exterior que fueran denunciadas por Hernán Arbizu ex directivo de la banca MORGAN.

Las entidades financieras operan recurrentemente los servicios offshore, garantizando confidencialidad y operando con guaridas fiscales en beneficios de empresas y personas ricas.

La AFIP, ante el caso HSBC , se refirió a la existencia de “facilitadores”: “…(detectamos) facilitadores: hay abogados, contadores, licenciados en economía, apoderados en general; dieron directa asistencia a los clientes, generaron las estructuras de forma tal de evadir los impuestos, estructuras complejas de acceso a la información; y en los clientes hay personalidades, obviamente, de renombre…”. A su vez, se denunció al banco HSBC en Argentina por evasión fiscal y asociación ilícita.

De hecho, el ex directivo de JP Morgan, procesado por sus denuncias, Hernán Arbizu, indicó que “había personas que administraban, había equipos de abogados que se dedicaban a fijarse la parte legal justamente de cómo hacer estructuras para que no paguen impuestos. Otros que se dedicaban a los problemas hereditarios de esas familias, porque obviamente esas familias uno de los grandes problemas que tienen son los hereditarios, porque tienen hijos que piensan, hijos que no piensan. Entonces era todo un equipo que hacia todo el servicio completo desde la inversión, hasta que no paguen impuestos, las estructuras hereditarias y demás”

Existe entonces un mercado de servicios offshore en Argentina, donde participan distintos actores . 
1) Las empresas transnacionales ubicadas en la Argentina logran el achicamiento de su base imponible trasladando capitales al exterior mediante diversas técnicas que involucran la utilización de entidades vinculadas localizadas en otros países (ubicadas en guaridas fiscales o en países con regímenes preferenciales), que permiten la asignación arbitraria de ingresos y costos entre miembros del mismo grupo, mediante la manipulación de los precios de transferencia.

2) Las grandes empresas de capitales nacionales, utilizan como principales herramientas la constitución de holdings transnacionales y/o la creación de sociedades offshore, que les permiten transferir sus ganancias al exterior. Tanto estas últimas como las empresas de capitales extranjeros ubicadas en el país, para la realización de dichas prácticas, necesitan contar con los servicios profesionales de abogados, contadores y bancos. Para ello, deben disponer del aval de las grandes firmas internacionales contables, que son las encargadas de realizar los informes de auditoría sobre sus Estados Contables en el país, al mismo tiempo que aportan importantes equipos de profesionales encargados de la elaboración de los informes de precios de transferencia y disponen de especialistas en planificación fiscal internacional que trabajan en conexión con profesionales del exterior, identificando las mejores opciones para minimizar su carga impositiva.
Asimismo, las familias ricas de Argentina, en ciertos casos, disponen de estudios contables y jurídicos de menor tamaño operacional pero con gran experiencia en el negocio, que facilitan la creación de estructuras societarias que encubren la titularidad de sus capitales en guaridas fiscales o países con secreto fiscal y financiero.

3) Otros actores son los bancos privados internacionales, como es el paradigmático caso del HSBC, encargados de tender los canales de transferencia de los capitales, creando estructuras financieras complejas para empresas multinacionales y para las grandes fortunas familiares, y administrando los activos externos, dada su importante presencia global y su amplia participación en los centros financieros offshore.

4) También participan bancos nacionales y otras entidades de servicios financieros que transfieren capitales al exterior, mediante la creación de cuentas bancarias externas. Estas últimas, pueden abarcar “cuevas” de dinero, casas de cambio, agentes de bolsa y otras entidades de servicios financieros que no funcionan como bancos comerciales, pero que disponen de mecanismos para crear cuentas en el exterior y realizar transferencias.

5) La contraparte de estas operaciones la conforman las guaridas fiscales (en el caso que involucra al Presidente Macri se trata de las Islas Bahamas), a donde son canalizadas gran parte de las operaciones de los grupos económicos, y donde se hospedan las fortunas familiares argentinas.

Evasión/elusión + fuga de capitales 
Ambos comportamientos están asociados: la fuga de capitales puede coincidir la evasión y elusión fiscal.

1) En ciertos casos, la fuga representa el canal necesario para utilizar los fondos vinculados a evasión fiscal: se evaden impuestos y se transfiere ese dinero al exterior como paso posterior necesario para la utilización de los fondos, ya sea para “lavarlos” y que puedan retornar al país de origen o con la finalidad de utilizar ese dinero fuera del país. En esos casos, la principal finalidad de la fuga es la evasión y/o elusión, es decir, la salida de capitales del país se realiza con el objetivo primordial de evitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias locales.

2) Pero también las hipótesis en torno a estos delitos sostienen que la evasión o elusión de impuestos, en determinadas ocasiones, se realiza como medio para la fuga de capitales; o sea, la finalidad es la fuga y no la evasión o elusión en sí misma. Por ejemplo, un contribuyente omite declarar ganancias de fuente argentina como medio para transferir dichas utilidades al exterior; y esto podría vincularse a distintos motivos, como ser, el intento de escapar de regulaciones domésticas, estímulos de inversión y facilidades cambiarias no disponibles en el país de origen, cierta percepción de incertidumbre política y económica local, o el propósito de vetar determinadas decisiones políticas que afectan la acumulación privada.
La existencia de una sociedad offshore no declarada entre 1998 y 2009 con Mauricio Macri, Franco Macri y Mariano Macri al frente de la misma lleva necesariamente a abrir una investigación sobre las características y el origen de los fondos fugados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.