Desalojan a los puesteros de Liniers

Desalojan a los puesteros de Liniers

El operativo comenzó en horas de la madrugada sobre casi 500 puestos ubicados en el perímetro de la avenida Rivadavia, Carhúe, Ventura Bosch y colectora de la avenida General Paz.
El fiscal a cargo, Luis Cevasco, informó que “aquellos que quieren insertarse en el comercio regular pueden ser contratados por organizaciones como la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) o similares. Se los capacita para trabajar en materia textil o como vendedores. Hasta donde sé, todavía no se les ha ofrecido un lugar, de eso debe encargarse el Gobierno de la Ciudad”.
Por su parte, el Ministerio Público Fiscal comunicó que desde el año pasado la fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°21 se encuentra investigando la venta ilegal en el barrio de Liniers. “La fiscal ordenó a la División Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad la clausura de más de un centenar de puestos que conformaban verdaderas “saladitas” en el perímetro y los alrededores de la estación Liniers, del Ferrocarril Sarmiento” señala el texto presentado.
“La fiscal Ramírez realizó un acuerdo homologado por el juez Pablo Casas, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 10, que permitió recuperar 800 metros de veredas que se encontraban usurpadas por locales que comercializaban mercadería de dudosa procedencia. Estos locales, tenían contratos apócrifos de la empresa estatal Playas Ferroviarias de Buenos Aires que usurpaba el espacio público, cercano a la estación de tren de Liniers”, concluye.
Según se informó, los puestos era manejados por senegaleses (un 44%), bolivianos (39%), peruanos (9%), argentinos (5%) y paraguayos (1%), y se vendía bijouterie (47%), frutas y verduras (38%), comida elaborada (13%) e indumentaria (2%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *