Uno solo no puede.

Uno solo no puede.

Flat design vector illustration concept of computer and connected mobile devices with links of transmission information on various data storages and cloud computing service. Isolated on stylish colored background.

Una de las cuestiones más complejas a resolver, cuando aparecen estas propuestas, es la manera en la que se afrontan. No me cae simpático poner a nadie en medio de una disyuntiva, nada que ver con el juego binario, pero en algún momento la cosa es entre dos. Puede que haya habido otras elecciones anteriores donde la opción te vaya ido llevando por un camino cada vez más estrecho. Pero en este caso, dolores de cabeza mediantes, sigo apostado por lo mismo.

Ojo que no es de cobarde, muy por el contrario, se trata de una definición que requiere valentía y creo, se llevara con uno casi por el resto de la vida. Optar por encarar las cosas colectivamente es aplicar una mirada mucho más compleja y enriquecedora. Parece una locura tomando en cuenta el mundo individualista en el que vivimos, pero como dije, es opción de vida.

Desde hace 15 años somos colectivo, grupo, tribu, sociedad, manada, clan, familia, hermandad, montón, somos varios, obvio que alguien lidera, pero puede que no siempre sea el mismo, ni por la temática, ni por el momento. No se impone, se construye. Cambia y con eso se progresa.

Como recita un amigo “Sé que no hay lugar perfecto, quien me quiera seguir es a donde yo voy…” y en el fondo es así cuando se trata de esta historia.

Parece duro encarar algo sabiendo que sólo no vas a poder, que necesitás del resto para que la cosa funcione. Una suerte de pequeño engranaje de una maquinaria que unido hace más que un martillo.

Entender lo que le pasa al otro, sus tiempos, sus ganas, es una tarea en si misma. Es esa que cuando coincide te satisface el doble y cuando fracasa se siente la mitad o menos, dependiendo de cuantos sean.

Somos una cooperativa, con lo complejo de lo que eso significa, pero por elección propia y no por circunstancias del fracaso de lo que quisimos ser y no pudimos.

Así iniciamos un nuevo camino de locura, este que nos pone ante la posibilidad de comunicar lo que nos pasa desde la gráfica, apenas diferente del que afrontamos desde la radio pero con la conciencia de la importancia que nos asignan ustedes para abrirnos en este juego colectivo.

Somos comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.