CIUDAD DE BUENOS AIRES, EL GRAN OBJETIVO DEL GOBIERNO NACIONAL

CIUDAD DE BUENOS AIRES, EL GRAN OBJETIVO DEL GOBIERNO NACIONAL

Objetivo y enemigo, debería decir. Evidentemente, el Manual del Guerrillero todavía se encuentra en poder de esos viejos chotos carcamanes, otrora jóvenes idealistas que sembraron el terror que concluyera con ese parcial exterminio, cuando el General Perón, para entonces Presidente Constitucional de los Argentinos, ordenara que el mismo fuera total. Considerar el tema de los desaparecidos, sería hurgar en crímenes de lesa humanidad. El hecho que sean los militares “del proceso”, los únicos ajusticiados, en la mayoría de los casos a través del testimonio de la memoria prodigiosa de alguna “supuesta víctima”, sería hurgar en la falibilidad de una justicia comprometida y corrupta. Acá me detengo para explicarle a que llamo “memoria prodigiosa”. Es aquella que me permite identificar a un tipo que hace cuarenta años atrás me viniera a buscar a mi casa en compañía de otros tres, así para entonces se tratara de un hombre alto y delgado, de abundante cabellera negra, hoy  convertido en un gordo, pelado, y con sus pocos cabellos basales, canos, ¿comprende?. Gracias. Sigo.

La Ciudad de Buenos Aires, a través de la figura de su Jefe de Gobierno, se ha convertido en el gran enemigo de un Gobierno donde la ideología más perversa, la corrupción, y la locura, conforman ese coctel letal para cualquiera comunidad, por más grande o pequeña que sea.

El caos y la crispación, recién comienzan a aflorar en toda su dimensión. El gobierno Nacional, es sin duda, el encargado de “fogonear” semejante crimen social. Cuenta para ello, con nuevos jóvenes idealistas, particularmente inspirados en el odio y la venganza. Y Ud., con la mejor de ellas, me podrá preguntar…¿y yo que tengo que ver con todo esto?. La respuesta no le va a hacer las veces de digestivo, justamente. ¡Ocurre que Ud., y su cerebro, son justamente el principal objetivo!. “Pero yo nada hice para merecerlo”, sería su segundo lógico planteo. Y la respuesta, obviamente no menos digestiva; ¡acaso  quien le dijo que se trata de una cuestión de merecimientos!. ¡Es Ud., uno más de los objetivos, y punto!. Si no comienza a elaborar la idea, seguramente se lo “llevarán puesto”, y para colmo, sin saber por qué.

Repare solo en algunas circunstancias que tiene a la vista y la consideración. Un grupo minúsculo de habitantes de la Villa 31º bis, porque ocurre que la madre ya dio a luz, en su mayoría menores de edad, corta una de las autopistas más importantes de acceso a la Ciudad. El calvario se extiende por más de doce horas. Transcurrido ese tiempo, se hace presente, el flamante Secretario de Seguridad de la Nación. ¡Lejos de abocarse de lleno a resolver el problema, cosa que debía hacer doce horas antes, hace política frente al importante grupo de periodistas allí congregados, y ante cualquiera de las víctimas de semejante vejación que le quisiera escuchar. “No obstante ser el problema, de resorte del Gobierno de la Ciudad, me voy a abocar a resolver el conflicto”, dice sin siquiera sonrojarse. Se dirige al acotado grupo de manifestantes, comienza a dialogar con “la encargada de llevar adelante el movimiento”, una señora que por su fisonomía da la pauta de ser originaria de un país vecino. Nadie alcanza a escuchar los términos de la charla que animadamente mantiene con ésta, así se pueda imaginar…”ya está bien, ahora a tomárselas que el objetivo ha sido cumplido, después te hago llegar lo tuyo”. Instantes después, el piquete se retira, y el tránsito es liberado. ¡Si Ud., se la quiere comer, cómasela, está en todo su derecho, así el Derecho me vuelva a traer a la memoria, al Juez de los Anillos, y al otro de los Prostíbulos.

Le cito otro ejemplo, y la termino como para no abusar de su cortesía. En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, no menos de cincuenta vehículos de los denominados “de alta gama”, son incendiados en la vía pública. Un grupo Anarquista (???), se atribuye los atentados. ¿Ud. sabía que de la noche a la mañana, se había formado semejante grupo?. ¿No será que se trata de unos de los tantos grupos a los que nos tiene acostumbrados éste gobierno de sátrapas mal paridos?. Solo se lo pregunto. La respuesta en éste caso, corre por su cuenta.

Ricardo Jorge Pareja

parejaricardo@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.