EL OBJETIVO DEL PRO: LA MATANZA

EL OBJETIVO DEL PRO: LA MATANZA

El objetivo de Mauricio Macri es claro: instalarse en el Conurbano como sea de cara a las elecciones de 2013 y a partir de un buen resultado planificar la aventura presidencial dos años después. Para ello, La Matanza es fundamental y con las experiencias anteriores en el macrismo saben que sin este bastión el kirchnerismo corre con ventaja. “Si no tenemos buenos candidatos, arrancamos dos millones de votos abajo”, exageran no sin un dejo de realidad los dirigentes del PRO cuando se los consulta por la importancia del distrito.

Juan Carlos Piriz, el diputado provincial del PRO.
Juan Carlos Piriz, el diputado provincial del PRO.

En ese marco, bajo la batuta del armador Emilio Monzó, el partido amarillo cerró en La Matanza a principios de año con la estructura que venía trabajando con el ex

gobernador Felipe Solá. Sucede que el neokirchnerismo del diputado dejó a sus seguidores en una posición difícil sobre todo en los municipios, según señalan. “Nos dejó culo para arriba”, graficó con crudeza un concejal del Conurbano que trabajaba con el ex mandatario provincial.

Así, Macri contará con el diputado Juan Carlos Piriz a nivel provincial y con el concejal Fernando Asencio en el distrito. “Vamos de a poco, queremos llegar al 2013 con posibilidades de pelearle al kirchnerismo”, dijeron desde el nuevo sector incorporado al PRO. Por el momento Asencio seguirá trabajando en mismo bloque con el denarvaista Adrián Verdini.

Lo cierto es que la llegada de Piriz y Asencio abrió la interna en el PRO matancero. Sucede que el macrismo está conducido desde hace años por el abogado Miguel Racanelli aunque los ex felipistas no ocultan sus intenciones de manejar el espacio. “Nosotros tenemos representación legislativa, no creo que a Mauricio le cueste tomar la decisión”, dijeron desde el entorno de Piriz y Asencio.

De todos modos, más allá de los contactos con los intendentes radicales del interior, el macrismo no mostró muchos avances en el Conurbano a la hora de sumar dirigentes de peso. Por el momento, el acuerdo con Jesús Cariglino, intendente de Malvinas Argentinas, quedó en stand by y Gustavo Posse, de San Isidro, todavía no se anima a dar el paso hacia las filas amarillas.

Fuente: LaPoliticaonline

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.