EL TESTAMENTO DE SCHUMACHER

EL TESTAMENTO DE SCHUMACHER

sobre la salud del mítico campeón y una herencia de US$ 1.230 millones

TU PLATA, SI VALE

Mientras el ex piloto alemán, 7 veces campeón mundial de Fórmula 1, Michael Schumacher, continúa en estado crítico en coma inducido tras el grave accidente que sufrió mientras esquiaba en los Alpes franceses el domingo 29/12/2013 varios medios periodísticos comenzaron a agitar versiones acerca de una multimillonaria herencia de unos 904 millones de euros (más $1.230 millones) que beneficia a su mujer y a sus dos hijos.

En estos últimos días, empezaron a circular versiones periodísticas acerca de una multimillonaria herencia del ex siete veces campeón mundial de Fórmula 1, Michael Schumacher que beneficia a su mujer y sus hijos mientras que se encuentra internado en estado crítico en coma inducido en el hospital francés de Grenobre tras sufrir un grave accidente mientras esquiaba en los Alpes francés.

La falta de información oficial sobre el estado de salud del alemán -no se informarán partes médicos hasta que haya cambios significativos en su cuadro- alientan múltiples versiones sobre su evolución.

En una nota publicada por el diario inglés Daily Mail se rescata una declaración dada por el expiloto hace tres años a una revista alemana, en la que admite la existencia del documento, en el que deja una herencia de casi 750 millones de libras (unos US$ 1.230 millones).

“Sí, ya hice mi testamento. Soy un padre de familia. Pero eso no tiene que ver tanto con la Fórmula 1, sino con los accidentes que pueden ocurrir en nuestro día a día”, había aclarado Schumacher, en una entrevista publicada cuando el alemán interrumpió su primer retiro para volver a disputar la F1 con Mercedes, a inicios de 2010.

Según publica el diario inglés, el alemán dejó escrito que su fortuna se dividiese en partes iguales entre su esposa Corinna y a sus dos hijos, Gina-Maria (16) y Mick (14).

Entre los bienes del piloto, además de numerosos coches de alta gama, hay cuentas bancarias y varias propiedades en varios lugares del mundo. La fatalidad ha querido que esos “accidentes” del día a día lleven al piloto a estar postrado en coma en un hospital debatiéndose desde hace varias semanas después de sufrir un accidente de esquí en Los Alpes el pasado 29/12/2013.

Según la documentación, Schumacher habría decidido desde entonces legar a su esposa y sus dos hijos, casi como premonitorio ante este gravísimo accidente que no tuvo lugar con la Fórmula 1 sino en su “vida cotidiana”.

Por otra parte, uno de los fiscales que investiga las causas del accidente del siete veces campeón de Fórmula 1 afirmó que las mismas han avanzado bien y se apoya en testimonios de expertos y encargados de la explotación de la estación de esquí, de los profesionales que alquilan el material y de testigos del accidente, así como en el peritaje del material utilizado por Schumacher y en las imágenes filmadas por la cámara que el alemán llevaba fijada al casco. Esa filmación no muestra que Schumacher haya salido de la pista marcada para ayudar a un amigo que se había caído, como allegados suyos declararon a medios de información. En las imágenes “no se lo ve socorrer a nadie” y no hay ningún elemento en el procedimiento que atestigüe tal cosa, precisó el fiscal.

En relación al contenido de la filmación de las imágenes de una cámara que el ex piloto llevaba en el casco, el fiscal Quincy declaró que Schumacher se encontraba tres a seis metros de las pistas marcadas y que la roca contra la que se golpeó la cabeza del alemán está a ocho.

El mismo fiscal y representantes de la Gendarmería francesa aseguraron que “Schumacher bajaba por una pista roja, bien señalizada en el tramo en el que el piloto se sale y sigue bajando entre tres y seis metros fuera de la pista. En un momento sus esquís tropiezan con una roca y cae hacia delante golpeándose contra otra roca en la cabeza. Cayó al suelo sin conocimiento. Esos son los elementos que tenemos”.

Mientras tanto los médicos como la manager del ex piloto, Sabine Kehm, reclamaron “respetar el secreto profesional y remitirse exclusivamente a las informaciones de los médicos responsables o del management, las únicas informaciones válidas”.

Además, el equipo médico y los encargados de los asuntos públicos del alemán reiteraron un llamado a que se respete la privacidad del ex piloto y dijeron que no se emitirían más comunicados ni llevarían a cabo nuevas conferencias de prensa hasta que haya novedades, según dio a conocer un cable de la agencia de noticias Reuters

También, su agente, instó a los periodistas a permanecer alejados de Schumacher luego de que guardias de seguridad habían dicho que habían interceptado a un periodista disfrazado de sacerdote que intentaba ingresar a su habitación.

Schumacher, siete veces campeón mundial, es el piloto de Fórmula Uno más exitoso de la historia con un récord de 91 victorias entre sus logros. Ganó sus títulos con Benetton y Ferrari. Se retiró de la competencia el año pasado tras un regreso de tres años con Mercedes, después de su salida de Ferrari en 2006. El alemán vive en Suiza con su esposa y dos hijos.

VERSIONES ERRADAS

Mucho se ha hablado sobre el accidente sufrido por Michael Schumacher el pasado domingo mientras esquiaba en la estación de Méribel en los Alpes franceses. Pero poco a poco continúan filtrándose más y más concretos detalles sobre cómo el infortunio se cebó con el expiloto de F1: el Káiser sufrió la caída por socorrer a la hija de un amigo.

Porque en la mañana del accidente, Schumacher marchaba con un grupo de amigos, adultos y niños (entre los que se encontraba su propio hijo), en la estación de Méribel. Michael, que llevaba unos esquís prestados, cerraba el grupo para, desde su experiencia como esquiador, controlar mejor la expedición. Es el inicio de la verdadera secuencia de los hechos tal y como la ha relatado el diario Bild.

Según esa narración, en un momento dado una niña hija de uno de esos amigos cayó y acto seguido el deportista alemán acudió en su auxilio. Schumacher se adentró unos 20 metros fuera de pista en una zona no preparada, aunque aún se desconoce por qué lo hizo y si era consciente de las limitaciones de la pista apta para el esquí.

La rápida intervención en el rescate fue clave. Pero en el momento de reemprender la marcha, Schumi no vio una roca que estaba cubierta de nieve y que le hizo perder el control sobre sus esquís precipitándose sobre la roca con la que finalmente impactó. Eran, según Bild, entre las 10:50 y las 11:00 horas de la mañana del día 29 de diciembre.

A partir de ahí, resultó clave la rápida intervención de los equipos de rescate, gracias a la proximidad de la base más cercana al lugar de los hechos, así como la operación a la que se le sometió para combatir la hemorragia cerebral que constituyó la principal lesión.

Además, según ha asegurado Bild, Michael Schumacher no sólo llevaba casco, que se partió en dos debido al impacto, sino también una protección para la zona superior de su cuerpo, lo cual habría minimizado relativamente los efectos del accidente.

El heptacampeón del mundo de Fórmula 1 continúa ingresado en el hospital francés de Grenoble en estado crítico, aunque ya estable. Ayer ni médicos ni su entorno actualizaron su situación, por lo que hoy cabe esperar que alguna de las partes salga a detallar más información sobre el estado del expiloto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.