“MEJOR ENTENDIMIENTO”

“MEJOR ENTENDIMIENTO”

…EL COMPONENTE NECESARIO QUE HACE POSIBLE SEMEJANTE BOCHORNOSA GESTIÓN DE GOBIERNO.

Muchas veces, me formulé la pregunta que Ud., se plantea hoy. ¿Cómo es posible?. Y llegué a la patética conclusión que no solo es posible, sino necesario. Un Gobierno de las características del que tenemos, de mierda y corrupto, se mueve como pez en el agua, en medio del caos y la crispación general. Se trata en definitiva de un Gobierno que no gobierna, sino que utiliza el poder que le hemos delegado, en beneficio de ese grupo selecto de mal paridos que le integran.

Corte en la Illia (Foto: Télam)
Corte en la Illia (Foto: Télam)

A modo de ejemplo, le voy a citar un ejemplo  que al momento de la presente, marzo 9 del 2012, siendo ya la hora 20.15, tengo a la vista, a través de la pantalla del televisor. Habitantes de la Villa 31º bis, hace diez horas que mantienen cortada la Autopista Arturo Illia, y adyacencias de la Estación Retiro, en supuesto reclamo por dos micros escolares requeridos al Gobierno de la Ciudad. ¡Este, como tantos otros movimientos que no conllevan otro propósito que cargarle la existencia al ciudadano, se encuentra pergeñado, y estimulado por el Gobierno Central!

¡Ni le cuento ahora que la guerra ha sido declarada!. “No hay mejor defensa que un buen ataque”, reza una frase más vieja que la escarapela, y que por algo es utilizada tan frecuentemente. ¡Y éstos sátrapas, a todas luces comprometidos respecto al “desastre” de Plaza Miserere!, van a poner toda la carne en el asador, en el ánimo de defenestrar a Mauricio Macri, así se llamara Mongo Aurelio. ¡No se confunda, ni se deje confundir!. El ataque es contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; contra Ud., contra mí, y contra todos quienes habitan o transitan la Ciudad.

A mayor caos, menor entendimiento. A mayor crispación, menor entendimiento. ¡Se necesita imperiosamente de “un menor entendimiento”, para poder sostener en el Poder, a semejante mafia, empeñada por sobre todo, en pudrir el núcleo de una sociedad, en el afán de convertirle en la Cuba de los Castro, la Venezuela de Chávez, el Ecuador de Correa, la Bolivia de Morales, como para no irme tan lejos.

El supuesto confort del que algunos todavía gozan; la guita que todavía les permite gozar de un “finde” en Punta Lara, o realizar alguna compra no prevista, sirve de estímulo a los idiotas que todavía no quieren ver, o se hacen los boludos, en tanto el agua no les llegue al cuello, una característica muy propia de los argentinos, y los no argentinos que habitan el país. ¡Tierra pródiga como pocas la nuestra!.

Y entonces el Gobierno Central, en un acto excelentemente Republicano, recurre al Poder Legislativo de la Nación, para que sea el encargado de dictaminar, si corresponde el traspaso del Subterráneo al de la Ciudad, ahora con el agregado de treinta y tres líneas de colectivos, y el Premetro. “No hay mejor defensa que un buen ataque”. ¡Regístrelo por favor!. Y en el Congreso, los escribanos de la mafia, esperan ansiosos para ponerle el supuesto “sello de la legalidad y legitimidad”, a semejante despropósito. ¡Dé por hecho, señor Jefe de Gobierno, que el Subterráneo, las treinta y tres líneas de colectivos, y el Premetro, ya le pertenecen, ¡salvo claro está, que algún Juez de la Nación, o algún Miembro integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, interprete que “el pleito” debe ser dirimido ante el Poder Judicial, que no deja de ser otra cueva de alienígenas, igualmente sometidos a la voluntad de la Señora, ya a ésta altura, más loca que un plumero. ¡No; no, perdone!; los locos somos Ud., y yo. La  Señora, tiene más que ver con la honorable madre que la parió.

¡Los trenes!; bien, gracias. Solo se necesita que pase una veintena de días más, para que la mamá y el papá de Lucas Menghini, se conviertan en dos humanos más, que predican en la soledad del “desierto del entendimiento”.

¿Acaso no se preguntó en algún pasaje cercano de su vida, como era posible que el pueblo de Venezuela no reaccionara?. ¡No sea hipócrita y respóndame con una mano puesta sobre ese corazón que apenas late!.

¿Acaso no se formula la pregunta, respecto al pueblo del que le ha tocado en desgracia, formar parte?. ¿Será acaso que cuando menos por un día, todos debamos ponernos la camiseta azulgrana de San Lorenzo de Almagro, para ganar la calle, y ocupar la Plaza de la libertad?. Porque desgraciadamente, concluyo en que la ya tantas veces agraviada celeste y blanca, parece carecer de ese magnetismo capaz de movilizarnos. ¿Debió acaso el GENERAL Belgrano, teñir esos colores de azulgrana?. ¿Se dá cuenta?. Estás últimas reflexiones a modo de pregunta, están indicando que también ya me cabe esa “falta de entendimiento”, la única capaz de sostener semejante latrocinio del que no se salvan nuestros máximos próceres, y la Enseña Patria.

Ricardo Jorge Pareja

parejaricardo@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.