Organizaciones impugnan a los titulares de la AFI por falta de idoneidad

Organizaciones impugnan a los titulares de la AFI por falta de idoneidad

Arribas - Majdalani
La Iniciativa Ciudadana para el Control de los Servicios de Inteligencia conformada por: La Asociación por los Derechos Civiles (ADC), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Fundación Vía Libre, el Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED) y el Núcleo de Estudios sobre Gobierno y Seguridad (UMET), presentaron una impugnación a los nombramientos de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, como director y subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).
Los pliegos se tratarán en la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación en el marco de una reunión a la que han sido invitados los candidatos, pero sin la participación de la sociedad civil porque el reglamento no exige que se realice una audiencia pública.  Por ese motivo, las agrupaciones han presentado al titular de la comisión, Senador Rodolfo Urtubey, un pedido para que convoque a una audiencia pública.
Los argumentos para impugnar a los candidatos propuestos por el Poder Ejecutivo para dirigir el Sistema de Inteligencia Nacional son:
En el caso de Arribas, cuestionan su perfil para estar al frente de la AFI porque lo único que explica su nombramiento es la relación de confianza con el Presidente de la Nación cuando su trayectoria privada ha sido en el negocio del fútbol a través de la participación en sociedades anónimas dedicadas a la compra venta de jugadores. Arribas ha sido investigado por irregularidades relacionadas con esta millonaria actividad económica que es considerada por el GAFI, como una de las que facilita el lavado de activos y la evasión fiscal, mercados ilegales que la AFI debe investigar.
En el caso de Majdalani, señalan su pobre desempeño como integrante de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso de la Nación. Durante los tres años que ocupó la vicepresidencia de la Comisión fiscalizadora, Majdalani no hizo nada para controlar el funcionamiento del aparato de inteligencia, aún luego de que estallara la crisis del sistema a fines del 2014. Tampoco fue permeable a los pedidos de información ni abrió canales de acceso sobre las actividades de control de la Comisión cuando desde la ICCSI se requirió información tan elemental como la cantidad de reuniones realizadas en un año parlamentario. Además, es de público conocimiento que Majdalani mantiene vínculos personales con cuestionados ex integrantes de los servicios de inteligencia que explican su permanencia en ese sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.