SEMANA SANTA EN SAN PANTALEÓN

DOMINGO DE RAMOS
1º de Abril

Bendiciones de olivo en todas las Misas
La Misa con procesión será a las 11,30 hs.

JUEVES SANTO
5 de Abril

– Misa Crismal bendición de los santos óleos
en la Catedral Metropolitana 10 hs.

– Misa de la Cena del Señor
a las 19:30 hs. con lavatorio de pies
y traslado del Santísimo

– Adoración del Santísimo
hasta las 24 hs.

VIERNES SANTO
6 de Abril

Celebración de la Cruz : 17 hs.
Via Crucis por las calles del barrio: 19,30 hs.
Se atenderán CONFESIONES
durante la mañana y a la tarde.

SABADO SANTO
7 de Abril

CONFESIONES durante todo el día,
El templo estará abierto todo el día

VIGILIA PASCUAL
Celebramos juntos
la RESURRECCIÓN DE JESÚS
a las 21 hs.

DOMINGO DE PASCUA
8 de Abril

Misas: 8:30 – 10 – 11:30 – 18,30 hs.

Dirección: Monte 6869 – Cdad. de Buenos Aires

Teléfono: 4687-4178

Mail: santuariosanpantaleon@gmail.com

Blog: santuariosanpantaleon.blogspot.com

Les deseamos a todos una una Pascua fecunda,
llena de frutos de paz, unidad y justicia.

RAMOS QUE NO SE MARCHITAN

Es una multitud pero va llegando de a poco. Caminan sin apuro, lentamente, en silencio. La mayoría ya los trae de su casa. Algunos son enormes, como para poder repartirlos luego al resto de la familia o algún vecino que no puede venir; otros, pequeños, apenas como para adornar el crucifijo del dormitorio o esa imagen que se tiene en el comedor. Y no faltan aquellos (los menos previsores), que llegan apurados y hasta nerviosos, esperando que no falten alguno de esos vendedores ambulantes improvisados que puedan sacarlos del apuro, salvando el día con esas ventas de ocasión.

Es domingo, pero no es un domingo cualquiera: es el Domingo de Ramos y ese día nuestro templo de San Pantaleón siempre nos queda chico. Más de una vez me he preguntado en qué radica ese misterioso poder de atracción que tienen los ramos de olivo. Les confieso que, en realidad, aún no lo sé muy bien…

Lo que sí sé es que nuestro pueblo ha entretejido una historia muy especial con Dios en este día y que los ramos benditos están para siempre en el corazón de nuestra gente, como un tapiz creyente indestructible. Y también sé muy bien que a través de ellos el Señor entra en nuestra vida (como hizo hace dos mil años, en la Ciudad Santa de Jerusalén) y que no hay Semana Santa que no pase por esta Puerta. Una puerta imaginaria pero real, formada por esos ramos de olivo a los que infinidad de manos suplicantes parecen aferrarse como a un refugio seguro, y que, levantados, reconocen a Jesús como nuestro Señor y nuestro Rey.

Es a Él a quien recibimos, es a Él a quien queremos seguir. Una de las oraciones de ese día, nos ayuda a pedirlo con humildad:

Señor, aumentá la fe de cuantos esperamos en vos y escuchá nuestras súplicas, para que quienes hoy llevamos estos ramos en honor de Cristo victorioso, unidos a Él, te presentemos el fruto de las buenas obras”.

Y si bien con el correr de los meses estos mismos olivos comenzarán a marchitarse y a secarse, la vida de la que ellos dan testimonio, ha de permanecer siempre nueva y lozana (como los de la imagen de nuestro Santo), porque no es otra que la misma Vida de Dios en nosotros. Para que se cumpla con nuestros ramos, aquello que anunció una vez aquel viejo profeta de la Biblia, Isaías, cuando dijo: “La hierba se seca, la flor se marchita, pero la Palabra de nuestro Dios, permanece para siempre”.

Queridos amigos y vecinos, queridos peregrinos: una vez más Jesús viene a nuestro encuentro en estos días de la Semana Santa. Él quiere compartir su Pascua, es decir, su paso salvador, con todos nosotros. Abrámosle la puerta de nuestro corazón y seguramente tendremos la inmensa dicha de experimentar que su amor florece en nuestra vida, como un ramo que no se marchita.

Éste es el deseo de toda nuestra comunidad de San Pantaleón. En su nombre y en el mío propio, les deseo una Pascua fecunda, llena de frutos de paz, unidad y justicia.



P. Carlos M. Otero

Párroco de San Pantaleón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.