SUBTES: LA LEY DEL TRASPASO

SUBTES: LA LEY DEL TRASPASO

Diputados hizo ley el traspaso subte a la Ciudad de Buenos Aires

Los legisladores dieron sanción definitiva a la norma por 162 votos afirmativos contra 54 negativos. Se transfiere el servicio de subterráneos, el Premetro, el tranvía de Puerto Madero y 33 líneas de colectivos al ámbito de la Ciudad.

Por Kitty Passa

Ilustración: LANI y Martes.
Ilustración: LANI y Martes.

La Cámara de Diputados convirtió en ley el traspaso del servicio de subterráneos, el Premetro, el tranvía de Puerto Madero y 33 líneas de colectivos al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, por 162 votos afirmativos, contra 54 negativos.

El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, aseguró durante el discurso final que “la ciudad de Buenos Aires es la única que no administra sus sistema de pasajeros” y se preguntó: “por qué el gobierno porteño no puede hacerlo?”.

“La Ciudad de Buenos Aires es el único gobierno local que no administra su propio sistema de pasajeros, porque todas las otras intendencias, hay más de dos mil, manejan su propio sistema de pasajeros”, argumentó Rossi, en la Cámara de Diputados.

Agregó que “parece un capricho del jefe de Gobierno (Mauricio Macri) y las excusas son casi irrisorias para cualquier ciudadano del interior” y destacó que “lo que pasa en la Ciudad de Buenos Aires no ocurre en ningún punto del país”.

En el marco del debate, el diputado radical Mario Negri expresó: “Nos sentimos absolutamente competentes para tratar el tema en cuestión”, principalmente por el cumplimiento del artículo 75 de la Constitución que involucra al Congreso en el traspaso de competencias a las provincias.

En tanto, el legislador del Frente para la Victoria, Roberto Feletti, criticó a la “derecha liberal” y subrayó la inversiones realizadas por el Ejecutivo Nacional: “Este Gobierno ha hecho notables esfuerzos, a diferencias de lo que cree la derecha liberal, para corregir las inequidades de las fuerzas del mercado”, dijo.

En torno al problema de los subtes, sostuvo que es “bastante poco sustentable que el Gobierno de la Ciudad no acepte administrar los subtes”. Además, ironizó: “¿O alguien que quiere ser presidente no puede administrar seis líneas de subte?”.

Feletti denunció que la Ciudad tomó deuda para construir subte, pero señaló que de los 40 kilómetros de subte prometidos por el macrismo en las campañas electorales sólo se inauguraron cuatro estaciones.

Por el Frente Peronista, la diputada Graciela Camaño anunció el retiro del dictamen que firmara su bloque en el plenario de comisiones. En su opinión, el debate en el seno del Congreso de la Nación es “ocioso”, ya que le corresponde jurídicamente a la Legislatura porteña.

La diputada porteña de Unidad Popular, Liliana Parada, adelantó la abstención de su bloque, justificando que el debate en torno a los subtes es “una disputa política” entre los gobierno nacional y porteño “en la cuál están metidos los usuarios y los trabajadores”.

En este marco, recordó la audiencia pública que organizó su bloque en el Parlamento, para escuchar la opinión de usuarios, trabajadores, especialistas y organizaciones sociales. “No puede ser que estemos trabajando a espaldas de la gente”, criticó.

El titular de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, advirtió que el Congreso estaba “dejando de lado” a los usuarios y que no denunciaba el “corrupto” sistema de transporte “que sigue gobernador por los Roggio y los Cirigiliano”.

En tanto, adelantó el rechazo de Proyecto Sur a los dictámenes en consideración, justificando que “en este traspaso ni le están dando la posibilidad (a la Ciudad) de acabar con la concesión de Metrovías”. “Le están traspasando a la Ciudad una farsa cargada de deuda. No podemos hablar de la defensa del público o del pueblo si no defendemos sus derechos”, manifestó “Pino”.

El proyecto

Tal como vino del Senado, el proyecto obtuvo este martes el dictamen favorable de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Asuntos Municipales, Transporte y Presupuesto, en un debate marcado por recurrentes apelaciones a la Constitución y con críticas a las políticas de Macri y el Gobierno nacional.

A pesar de las objeciones, el proyecto oficial no busca ratificar el acta sino aprobar la “transferencia a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de los Servicios de Transporte Subterráneo y Premetro” que fuera avalada por el convenio celebrado el pasado 3 de enero.

Además señala que “corresponde” a Buenos Aires “ejercer en forma exclusiva la competencia y fiscalización de los servicios públicos de transporte de pasajeros, a nivel subterráneos y Premetro; de transporte automotor y de tranvía, cuya prestación corresponda al territorio de la Ciudad Autónoma”.

Por último, el texto establece que dentro del plazo previsto en el acta firmada en enero, que es de 90 días, se efectivizará la culminación del proceso de transferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.