13 SON LOS COLEGIOS PORTEÑOS TOMADOS

13 SON LOS COLEGIOS PORTEÑOS TOMADOS

cada día se suman más colegios

SIGUEN LAS TOMAS 

Se sumaron más escuelas a la protesta y los alumnos ratificaron la continuidad de la medida. La cantidad de escuelas secundarias porteñas tomadas por sus alumnos contra la reforma curricular que impulsa el Gobierno porteño alcanza ya los 13 establecimientos, mientras que en algunos colegios las autoridades amenazan con aplicar severas sanciones contra los estudiantes que participan de la protesta.

Las tomas, que comenzaron el martes pasado, incluyen a los colegios Mariano Acosta, tanto el nivel medio como el profesorado, Nacional Buenos Aires y Carlos Pellegrini -ambos dependientes de la UBA-, Normal 11, Normal 1 -nivel medio y profesorado-, Comercial 8, Liceo 1, Escuelas de Danzas 1, y el de Danzas 2. Además están tomadas la escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, el Normal 9, el colegio Claudia Falcone y el Lenguas Vivas, detallaron los estudiantes.

Hernán Shujman, del centro de estudiantes del Carlos Pellegrini, dijo que anoche “se ratificaron la continuidad de las tomas” al tiempo que anunció una marcha para el jueves a las 13.30 hacia el Ministerio de Educación de la Nación.

Los estudiantes reclaman que se determine, en el ámbito del Consejo Federal de Educación, la ampliación de las orientaciones en la escuela media y la postergación de la reformas para marzo del 2015.

El Gobierno de la Ciudad planteó este año una serie de jornadas de debate en las escuelas para aplicar una resolución del Consejo Federal dictada en el 2009 que estipula cambios en las currículas y en la cantidad de orientaciones en el nivel medio.

Todas las provincias ya adecuaron sus programas pero la Ciudad de Buenos Aires impulsa una reforma llamada “Nueva Escuela Secundaria de Calidad” (NESC) que determina, además, la disminución de la carga horaria en algunas materias como Historia o Geografía.

El año pasado los estudiantes realizaron una serie de tomas ante la pretensión de la Ciudad de ejecutar los cambios, pero ante la prolongación del conflicto la Justicia obligó al Gobierno porteño a implementar debates en los colegios e implementar los cambios en el 2014.

Ahora los estudiantes denuncian que en esas jornadas “no son escuchados”, por lo que reclaman la constitución de Consejos Resolutivos y Vinculantes, en la que se tomen en cuenta sus propuestas, junto a la postergación de las reformas para el 2015.

Ministros de Educación de todas las provincias presentaron ayer propuestas para la ampliación de la cantidad de orientaciones correspondientes al nivel secundario, las que serán informadas al Consejo Federal.

Los estudiantes porteños denuncian que en las tomas son amenazados por las autoridades de los colegios porteños con aplicar “severas sanciones” a raíz de la protesta. En este sentido, el rector del Nacional Buenos Aires, Gustavo Zorzoli, aseguró, a través de un comunicado en la página web del Colegio, que no pudo convencer a los jóvenes de que desistan con la medida por lo que serán “severamente sancionados”.

Además, tanto en el Nacional Buenos Aires como en el resto de las escuelas secundarias tomadas, las clases no son dictadas por los docentes ya que las autoridades educativas les prohíben concurrir a los establecimientos mientras los estudiantes mantengan la protesta.

son 13 los colegios tomados al momento
son 13 los colegios tomados al momento

LAS CURIOSIDADES DEL CONFLICTO

Los estudiantes mantienen este miércoles (25/09) trece escuelas tomadas en la Ciudad, en rechazo a la reforma curricular que intenta implementar el Gobierno porteño para adecuarse a la ley federal de educación. Este conflicto, que ya lleva una semana, tiene varias aristas que es necesario destacar.

El conflicto con los estudiantes que mantienen tomadas 9 escuelas en la Ciudad continuará, al menos por ahora. Este martes (24/09) los jóvenes realizaron cortes de calle en distintos puntos de la Capital y a las 19.00 realizarán una conferencia de prensa en el colegio Mariano Acosta para anunciar “cómo siguen las tomas”, según declaró Juan Manuel Cuello, Presidente del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires. Pero, por lo pronto, las tomas siguen.

“El miércoles realizaremos una nueva reunión de colegios para preparar una masiva movilización para el día jueves” completó.

Este conflicto, que no es nuevo y amenaza con continuar, tiene varias aristas que vale la pena destacar. Por un lado, es necesario remarcar que no todos los alumnos participan o están de acuerdo con esta medida de fuerza. Pero los que sí participan, cuentan con el apoyo de sus padres.

Anoche se llevó a cabo una asamblea de padres en el Colegio Nacional Buenos Aires que decidió, por 119 votos contra 1, apoyar a los jóvenes en las tomas.

Nicolás Cernadas, Vocal del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires, explicó que “ayer a la noche se reunió en el colegio una asamblea de más de 100 padres para apoyar la lucha que venimos llevando adelante contra la reforma. Los padres definieron además reclamarle a Zorzoli el cese de la persecución y las sanciones a los estudiantes”.

“Convocamos a la sociedad en general a apoyar la lucha de los estudiantes. Estamos peleando por defender la escuela secundaria de la Ciudad de un brutal recorte”, finalizó Cernadas, según publicó Contacto Político.

Quien también contó sobre la asamblea en el Nacional Buenos Aires fue el periodista Gustavo Bazzan, cuyo hijo asiste a este establecimiento educativo. Justamente Bazzan fue quien votó en contra de la toma. El periodista contó que explicó al resto de los padres sus argumentos para rechazar esta medida de fuerza: “que la toma era ilegal porque no se podía someter a votación algo que es ilegal”, además de que “no se podía quitar el derecho a ir a clases al resto de los alumnos, que si autoridades elegidas constitucionalmente aprobaron una ley hay que bancársela, porque así funciona un país normal”.

“En un sistema constitucional las leyes se votan y si se aprueban las tenés que respetar y combatirlas desde la normativa legal y no impidiendo que 1.500 alumnos reciban clase”. Y éste no es un dato menor: el porcentaje de alumnos que participan de la toma es muy pequeño en relación a la cantidad total de estudiantes.

“Yo pasé del entusiasmo a la bronca, a la amargura, a la resignación. Me acordé del esfuerzo terrible que hizo mi hijo para ingresar al colegio. Finalmente escuchaba con fascinación. Era navegar por un mundo ajeno. Era la etapa de consumo irónico, tal vez. Al final, volví a pedir el micrófono, dispuesto a poner la otra mejilla, como quién dice. Me sorprendió que se hiciera silencio. Se ve que ellos también estaban fascinados con el freak que tenían adelante. Pedí que se votara una moción: que los padres recomendaban levantar la toma. Volví a perder por unanimidad menos uno. Otra vez. Yo contra todos. Eran las 10.15. Me fui solo, silbando bajito. Los pibes de Belgrano y Bolivar revolvían los tachos”, remató Bazzan sobre su experiencia en la asamblea de padres.

Por lo pronto, la medida de fuerza se mantendrá y, tal como lo contó Bazzan, “llevarán adelante una asamblea todos los días a las 15, para decidir si mantienen la toma”, pese a que la reforma del Consejo Federal no les atañe directamente a ellos.

“En un principio no los afecta porque es un colegio que depende de la Universidad de Buenos Aires y están al margen del conflicto, pero se discute que a la larga estarán incluidos” en la ley que modifica los planes de estudios y reduce las orientaciones, explicó Bazzan, brindando otro dato importante.

Y es que, además, no les atañe directamente a ellos porque la reforma curricular recién entraría en vigencia de forma obligatoria en 2015. Entonces serán los chicos que actualmente cursan 6to. grado quienes, en todo caso, resultarán afectados.

Recordemos que en 2010 comenzó a regir la nueva escuela secundaria a nivel nacional, con la cual se dio marcha atrás con el sistema Polimodal. Las provincias fueron adaptando el cambio de manera gradual, y la ciudad de Buenos Aires es uno de los últimos distritos en adherir al cambio. De forma voluntaria en 2014 y obligatoria desde 2015, la escuela secundaria porteña se adecuará a la ley federal de educación para que sus títulos mantengan el reconocimiento nacional actual. Esa modificación fundamentalmente implicará pasar de las 158 especialidades que existen actualmente a 10, como rige en el resto de las provincias. Es decir, se nivela para abajo. Y ese, sin dudas, es otro dato importantísimo.

“El Gobierno está sacando orientaciones claves en los colegios bachilleres como orientación pedagógica, y el físico-matemático, y en los colegios comerciales está cambiando el título de perito mercantil por un bachillerato orientado. El Gobierno nos ha dado una especie de prórroga hasta marzo de 2014 que es en pocos meses, pero esa reforma no especifica nada acerca del futuro de nuestra educación, porque esta reforma no certifica que después nosotros podamos elegir las orientaciones que vamos a tener en las materias”, es una de las quejas de los estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.