C.A.B.A.: ENERO EN CONSTRUCCIÓN:

C.A.B.A.: ENERO EN CONSTRUCCIÓN:

Como parece ser ya una tradición: el año arranca sin porteños y con obras

ANDÁ TRANQUILO (DE VACACIONES)

Durante enero el gobierno porteño pondrá en marcha una decena de importantes obras de infraestructura y su avance traerá aparejados cortes de tránsito y trastornos para los vecinos que permanezcan en la ciudad.

El Metrobus de la avenida Cabildo, entre Congreso y Puente Saavedra; los túneles que unirán el Metrobus 9 de Julio con Constitución por debajo de la avenida San Juan; los pasos bajo nivel de las avenidas Constituyentes y San Martín; la continuación del plan de peatonalización del microcentro, y la construcción de las cocheras de la línea D, en Belgrano, serán algunas de las grandes obras que convertirán a las maquinarias y los vallados, los cortes de calles y los desvíos de tránsito en protagonistas ineludibles durante el verano.

“Esta vez queremos aprovechar lo más que se pueda para tener la ciudad en obra durante enero y febrero, cuando concretamente hay menos gente y autos en circulación, para hacer los trabajos de infraestructura más importantes”, dijo el jefe de gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

El contrato de la obra para la cochera subterránea en la estación Congreso de Tucumán de la línea D -que servirá para que las formaciones maniobren con mayor facilidad y se logre mejorar la frecuencia de los trenes- se firmará el mes próximo y comenzará en enero. Se trata de una estructura subterránea de 200 metros de largo y 20 de ancho, con cuatro vías, un puente grúa, una mesa giratoria de boggies, una catenaria rebatible, y fosas y bancos de trabajo para el desarmado y revisión de piezas.

Esta cochera, que estaría terminada en dos años y costará unos 190 millones de pesos, aumentará la cantidad de trenes disponibles para el servicio. Hoy, los trenes deben ir hasta el taller central El Polvorín, en Caballito, para hacer reparaciones que con esta obra se podrán hacer en Congreso de Tucumán, según explicaron fuentes de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).

El gobierno porteño prevé comenzar, a la par, con la obra del Metrobus Cabildo, desde Congreso hasta la avenida General Paz, iniciativa que recién sería licitada entre enero y febrero. La idea es unir las dos obras para que los obradores en superficie que habrá en Belgrano y Núñez no generen demasiados problemas en el tránsito durante el año.

En Cabildo, el Metrobus ocupará tres carriles centrales -uno para sobrepaso- y dispondrá de estaciones laterales no enfrentadas, al estilo del que funciona en Juan B. Justo. Tendrá 2,1 km de longitud y el costo de la obra superaría los 100 millones de pesos. Los trabajos obligarán a desmontar los canteros construidos recientemente en medio de la avenida, que costaron 6 millones de pesos.

Otra obra clave que comenzará en poco más de un mes, según las previsiones oficiales, es la construcción de dos túneles exclusivos para el Metrobus 9 de Julio, desde la avenida San Juan hasta Constitución. Así se planea evitar el congestionamiento de tránsito que se genera en este punto neurálgico, donde también confluyen las bajadas de las autopistas 25 de Mayo y 9 de Julio Sur.

La obra se terminará en 22 meses y costará 127 millones de pesos. Fue adjudicada por la empresa Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) a José Cartellone Construcciones Civiles SA. El objetivo es que los túneles amplíen la conectividad en el extremo sur del corredor 9 de Julio y aumenten de 250.000 a 400.000 usuarios la capacidad de transporte de pasajeros, además de reducir el tiempo de viaje entre Retiro y Constitución.

Estos pasos exclusivos medirán más de 200 metros desde Carlos Calvo hasta la plaza Constitución. En principio, cada uno de ellos (con sentido único) tendría dos carriles. En los hechos, es un carril de seis metros que permite el sobrepaso si un ómnibus se queda detenido por alguna avería. Se construirá una vereda de 1,20 metros para que los pasajeros puedan transitar, en caso de emergencia.

Según fuentes de la Subsecretaría de Transporte de la ciudad, la construcción de los túneles no supondrá un impacto negativo para el tránsito en la 9 de Julio. El plan es realizarlos por etapas, para que la circulación en la zona nunca se interrumpa.

En enero comenzarán a construirse dos importantes pasos bajo nivel. Uno será el túnel de la avenida Constituyentes bajo las vías del ferrocarril Mitre, en el límite entre Villa Pueyrredón y Villa Urquiza.

Se trata de una obra proyectada hace décadas, que se extenderá desde Mosconi y su continuación, Olazábal, hasta el eje Cullen-José Cabezón. Tendrá cuatro carriles de circulación, dos en cada sentido, y su altura, de 5,10 metros, admitirá tanto vehículos livianos como pesados. La obra costará 34 millones de pesos.

El otro se hará en la avenida San Martín y las vías del ferrocarril Urquiza, en el límite entre Villa Devoto, Agronomía y Villa Pueyrredón. Tendrá 370 metros de longitud y se extenderá entre Pareja y Asunción. Contará con las mismas características que el de Constituyentes. Durante las obras, en este caso, se abrirá un paso a nivel provisorio en la intersección de Concordia y otro en el cruce de Cuenca con las vías del ferrocarril Urquiza.

Otra de las obras importantes que se iniciará y potenciará en enero es la peatonalización del microcentro.

El Ministerio de Desarrollo Urbano llevará adelante la nivelación de la mayoría de las calles donde se busca generar más espacios para los peatones. En esta segunda etapa se modificarán tramos de las calles Maipú, Perón, Suipacha y San Martín, con un presupuesto de más de 55 millones de pesos. Además, durante el verano arrancarán las obras en Alsina y Moreno, en el Casco Histórico, para las cuales se invertirán unos 10 millones de pesos.

(fuentes: LPO, La Nación)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.