Cuestionan el nuevo plan educativo

Cuestionan el nuevo plan educativo

Luego de la presentación del nuevo proyecto educativo, varios legisladores y actores de la educación porteña manifestaron su disconformidad con el mismo.
“La reforma educativa de Larreta-Macri responde a las exigencias de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y el Banco Mundial para adaptar la escuela secundaria a la precariedad y descalificación del mercado laboral. Elimina quinto año y lo reemplaza por trabajo precario que permitirá a los empleadores despedir mano de obra con derechos laborales para que su trabajo lo realicen jóvenes de manera gratuita”, denunció el legislador Marcelo Ramal.
Por otra parte, Amanda Martin, secretaria adjunta del gremio docente Ademys, aseguró que “el ‘emprendedurismo’ es una figura publicitaria que consagra un sistema de tercerización del trabajo a gran escala, el reemplazo de docentes por la figura de ‘facilitador’ que pone en riesgo las conquistas laborales establecidas en el estatuto docente; la educación a distancia que quiebra el proceso educativo democrático e integrador en el aula y la degradación de contenidos pedagógicos en línea con lo que ya ocurre con la Nueva Escuela Secundaria (NES)”.
Al respecto, el diputado Juan Francisco Nosiglia presentó un pedido de informes en el que sostiene que “según el powerpoint de presentación el objetivo no está centrado en el aprendizaje de contenidos, sino en el enfoque por capacidades necesarias para desenvolverse en la sociedad del futuro: resolución de problemas y toma de decisiones, pensamiento crítico, nuevo y adaptativo, inteligencia social, aprender a aprender, alfabetización informacional y digital”.
“La propuesta asegura que no habrá más asignaturas sueltas en compartimentos estancos, sino integradas en áreas de conocimiento: no se piensa en 12 asignaturas separadas sino en 4 áreas de conocimiento y se fijan metas de comprensión, conceptos claves y núcleos organizadores”, amplió.
“El proyecto presenta beneficios con relación a la aprobación de asignaturas en la Universidad. Con relación a la formación pre-universitaria: que acreditaría dos materias generales del CBC en la Universidad de Buenos Aires no quedan claro si ya se realizaron los convenios con la Universidad de referencia y si esta casa de estudios estaría avalando experiencias de aprendizaje en otro nivel y particulares para una jurisdicción”.
“Nos resulta preocupante que alguna de las transformaciones enunciadas no hayan sido acompañadas por procesos formativos de los equipos docentes con suficiente anticipación y profundización. Sin lugar a dudas la formación, la participación y el compromiso de los docentes con los cambios y desafíos que le imponen a las instituciones desde la política o desde gobierno son fundamentales para asegurar los objetivos enunciados”.
“Consideramos que experiencias como la enunciada exigen intervención de múltiples actores del sistema y fuera de él, tal es el caso de la Universidad de Buenos Aires o de las posibles empresas o fundaciones involucradas en la formación de los alumnos”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *