EL BESTIARIO DE CRISTINA FERNÁNDEZ EN COMODORO PY

EL BESTIARIO DE CRISTINA FERNÁNDEZ EN COMODORO PY

Si de mi dependiese, Mercedes Nincy no tendría a cargo ni la sección climática en los medios. No me gusta para nada y su concepción del periodismo es para mi gusto; vomitiva.

Aclarado esto, paso a los infames fanáticos que solo por portación de fascismo la arrearon para negarle hacer su trabajo, evitándole la cobertura de Cristina Fernández en Comodoro Py.

Las imágenes difundidas en vivo y en directo sobre los energúmenos que prohibían el derecho al trabajo de los cronistas de prensa son tristísimas. Pero no solo por el manifiesto desdén por otros derechos que no sean los propios, de esta nueva generación de poseídos que conforma un sector de quienes adhieren al FPV (no todos)

Estos embriones de nazis y/o stalinistas alimentados a choripan, son absolutamente detestables por su practica habitual del ajusticiamiento de los que no quieren. Por eso vemos -y veremos- escenas como esta a menudo.

El punto es que no son otra cosa que eunucos al servicio de sus patrones destinados a no pensar por si solos, y solo activar un mínimo porcentaje de su cerebro cuando sus líderes les colocan las orejeras.Y claro, estos no son demérito de determinado partido o lo que fuere. Para nada. Estos deambulan perdidos hasta que se abrochan a la causa que sea.

Este grupo que se encontraba hoy en Comodoro Py puso todas sus armas al servicio de una causa que atrasa: la injusticia popular.

LA OTRA CARA DE LA LUNA

La muestran las autoridades actuales, que juegan lindo el pecaminoso arte de hacer la plancha (o de hacerse los boludos) en cuestiones donde debiesen ejercer el deber de la gobernancia, para el cuál fueron votados.

El gobierno macrista desapareció de la escena, o bien porque “no quiso irritar” o bien “porque le conviene politicamente”. En ambos casos: una inmoralidad absoluta. Este es un claro ejemplo de la ausencia de estado. Un área liberada y cada quién librado a su suerte.
Y así se dieron los desmanes y los abusos. Así estamos.

NO PASARÁN

Sobre la velada amenaza de “liberar a Cristina Fernández, aquí no se trata de liberar a Perón en el 45, aquí se trata ni más ni menos de entender que de ser condenada (difícil por esta causa) y condenada a la cárcel (aún mucho más difícil), quienes lo intenten serían sus cómplices.

“No soy fanático ni religioso en política. No creo en el fanatismo, creo que los fanáticos deberían estar todos encerrados en el manicomio, porque son peligrosos.”

Eduardo Galeano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.