Inauguraron el Parque Natural Lago Lugano

Inauguraron el Parque Natural Lago Lugano

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, presentó la primera etapa de este nuevo espacio verde protegido. El mismo se encuentra en el límite entre Villa Soldati y el Riachuelo. Larreta estuvo acompañado por el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli; por el presidente de la Agencia de Protección Ambiental, Juan Filgueira; por la presidenta de Corporación Buenos Aires Sur, Karina Spalla, y por la directora ejecutiva de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), Gladys González.
Durante la inauguración, el Jefe de Gobierno calificó esta apertura como un símbolo de su gestión, respecto al cuidado del ambiente. “Es increíble pensar que acá había un basural a cielo abierto, totalmente trucho, acumulado de décadas de desidia, de abandono. Esto era un símbolo del abandono y hoy es símbolo de la vida. Lo lindo es que hubo mucha participación de vecinos del barrio, de voluntarios, de ONG dedicadas a temas ambientales. No solo recuperamos un espacio de la Ciudad sino que lo transformamos en un símbolo de nuestra agenda verde”, celebró.
El Parque Natural Lago Lugano incluye 36 hectáreas que rodean al Lago Lugano y las costas del Arroyo Cildáñez. El objetivo es proteger la flora y la fauna del lugar, la mayoría, autóctona y trabajar en educación ambiental, generar proyectos de investigación y desarrollar formas de intervención de bajo impacto que pueden ser aplicadas a otras áreas protegidas. Durante muchos años, en esa zona funcionó un basural clandestino de escombros.
En esta primera etapa, se limpió el predio, se retiraron los escombros; se diseño el espacio y el mantenimiento de más de 1000 metros de senderos de interpretación ambiental; se construyó un centro de atención al visitante con criterios bioclimáticos y construcción sustentable; se incorporó luminarias led abastecidas por un sistema solar fotovoltaico; se plantaron más de 350 plantas autóctonas; y se recuperó el puente que cruza el Arroyo Cildáñez. También “se instaló cartelería educativa y señalética; se construyó una playa de estacionamiento para vehículos particulares y escolares; se instaló un laboratorio para investigaciones de campo; se instalaron humedales artificiales que contribuyen a mejorar la calidad del agua”.
En la conferencia de prensa, Eduardo Macchiavelli aseguró que la obra es “un orgullo” para el Gobierno de la Ciudad: “Queremos que este sea un lugar donde podamos disfrutar de la fauna, de la flora, similar a la Reserva Ecológica, y tiene que ver con este trabajo que estamos haciendo de generar cada vez más espacios verdes, más lugares para que los vecinos puedan disfrutar del espacio público”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *