ÑOQUIS EN EL ESTADO: EL MACRISMO CONTRATÓ A LA HERMANA DE MÁXIMA ZORREGUIETA

ÑOQUIS EN EL ESTADO: EL MACRISMO CONTRATÓ A LA HERMANA DE MÁXIMA ZORREGUIETA

el nombramiento es un claro ejemplo de “nepotismo” y “acomodo” Repercusiones en Holanda

¡ME TRAJISTE LA NENA!

Inés Zorreguieta fue designada, hace menos de dos semanas, como directora de Despacho y Mesa de Entradas de la Dirección General de Administración de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, en el ministerio de Desarollo Social. Su nombramiento provocó varios cuestionamientos, tanto en la Argentina como en Holanda, debido a que la joven de 31 años, tal como informa el decreto que oficializó su contratación, no cumple con todos los requisitos para ejercer el cargo.

“La reina Máxima no tuvo ningún rol en el nombramiento de su hermana. Inés Zorreguieta trabajó antes de este nombramiento para actual Ministerio de Desarrollo Social a nivel regional”, indicó la embajada de ese país en la Argentina, intentando despegar a Máxima de dicha designación. Recordemos que la Reina de Holanda se encontró con Mauricio Macri recientemente en Davos.

Este comunicado se dio a conocer luego de que la prensa holandesa se hiciera eco de la noticia, recogiendo la letra chica de la contratación. Es que el decreto por el que se realizó, que lleva la firma del Presidente, concede que existe una “autorización excepcional por no reunir los requisitos mínimos establecidos en el artículo 14 del Sistema Nacional de Empleo Público (SINEP), aprobado por el Convenio Colectivo de Trabajo Sectorial homologado por el Decreto N° 2098/08, con excepción del artículo 7° de las Leyes Nros. 27.008 y 27.198”. Según informó días atrás la cartera, la condición que no cumple es la de antigüedad.

Las particularidades del nombramiento de Inés –de 31 años– llevaron al sitio Gelderlander a hablar de “nepotismo”. La publicación se hizo eco de que la flamante funcionaria ganaría un equivalente a 2.760 euros brutos al mes (su sueldo bruto es de 45.644,71 pesos) y apuntó que la designación se dio en el marco del plan para despedir “ñoquis” de entes estatales.

UNA CHICA CON PROBLEMAS DE SALUD Y AMADA POR LOS SUYOS

Sin dudas, Máxima Zorreguieta se encuentra viviendo el mejor momento de su vida. Sin embargo, no todo es color de rosa y hay algo que la tuvo muy preocupada a partir de enero de 2013: la salud de su hermana Inés, quien sufriría una severa depresión tras una ruptura sentimental ocurrida a fines del 2012.

Según la revista Pronto en un número de entonces, Inés Zorreguieta debió asistir a un intensivo tratamiento ambulatorio que la mantuvo internada en una clínica privada de lunes a viernes mientras que los fines de semana contaba con el visto bueno de sus médicos para volver a la casa de sus padres.

La ruptura sentimental que la joven sufrió en noviembre de 2012 dejó al descubierto años de lucha contra la anorexia –enfermedad por la cual fue internada tres veces- y varios problemas psicológicos que la afectaron durante su adolescencia.

Según relata la nota, Inés –de 28 años- sufrió desde muy pequeña de sobrepeso, razón por la que su madre la sometió a constantes dietas y sesiones de ejercicio. Pero la joven comenzó a manifestar serios vaivenes en su salud ya que solía bajar de peso en forma estridente, como en el año 2005 cuando su familia la internó tras perder 23 kilos.

Desde Holanda, la reina Máxima asesora a sus padres en los pasos a seguir para cuidar de la salud de su hermana menor, que en los últimos días fue conducida hacia unas merecidas vacaciones por su hermano Martín a Villa La Angostura, lugar donde éste regentea un conocido restaurante.

Se dice que Inés es la debilidad de la ahora Reina de Holanda, a quien preocupa mucho los vaivenes emocionales de la menor de la familia.

Además, Inés es madrina de Ariadna, la menor de las hijas de los flamantes Reyes.

SUPER FÁBRICA DE PASTAS “NESTOR Y CRISTINA”

Pero si hubo un emporio de fabricar ñoquis, ese fue el kirchnerismo-cristinismo, que con su catarata de nombramientos, dio una excusa más para justificar la ola de despidos encarada por el macrismo, -de la que todos esperamos revisen en serio cada caso-

Si bien no fue capaz de generar puestos genuinos de trabajo en 12 años, su política de
empleo se redujo a agrandar de manera inconmesurable el personal estatal, a límites jamás alcanzados antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.