OTRO AÑO SIN VACANTES EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS

OTRO AÑO SIN VACANTES EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS

la demanda es para escuelas iniciales y primarias. Se calculan más de 5.000 chicos

LOS ANALFABETOS DEL SUR

La zona sur sigue siendo la perla negra de la educación macrista toda vez que siguen creciendo año a año la falta de vacantes para los chicos del nivel inicial y del nivel primario. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denunció a la gestión macrista por “someter a un injusto padecimiento a cientos de familias que merecen una educación de calidad para su hijos” y reclamará con cortes de calle y movilizaciones en los próximos días.

por Víctor Del Vento

Cuando el Ministro Bullrich y quién escribe, mantuvieron un diálogo radial por esta ríspida cuestión, fue sencillo dejarlo malparado con una simple exhibición de datos reales de escuelas centenarias en estado paupérrimo construidas en un país de 4.000.000 de habitantes. El ministro habla y lanza datos ciertos pero con el freno de mano puesto porqué la situación empeora cada día porqué al no haber oferta de escuela pública, ya comenzó a colapsar la de las escuelas privadas y el “no hay vacantes” hacen temblar también “a los que más tienen”.

Así las cosas, para la UTE, “el problema de base sigue siendo el mismo: el sistema de inscripción online. Otra vez tenemos 5.000 chicos sin vacante en la Ciudad y lo peor es que se perdió para siempre la capacidad de elegir que tenían las familias, porque ahora no son ellas las que eligen escuela para sus hijos, sino máquinas”, afirmó a Télam Eduardo López, secretario general de a Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

El dirigente precisó que los distritos más afectados son el 21, 20, 19, 13, 11, 4, y 5, y remarcó que “el sistema online desalienta la inscripción”. “Los padres que eligen escuelas privadas pueden decidir dónde mandar a sus hijos, pero eso no pasa con los padres que eligen escuelas públicas”, sostuvo López.

“La madre del problema es que se sigue achicando el presupuesto educativo: hace 10 años se invertía el 30 por ciento (del presupuesto general) en educación en la Ciudad y hoy es el 20, lo que representa un 33 por ciento menos”, precisó, y enfatizó que “no sobran chicos, faltan escuelas”.

UTE anunció que junto a muchos padres realizarán cortes y manifestaciones que comenzarán mañana a las 11.30 en Montes de Oca 439, en el barrio de Barracas; seguirán a las 12 en Larrazábal y Alberdi, en Mataderos; y continuarán con una movilización a la Legislatura porteña el próximo martes a las 15.30.

“La ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno de los distritos más ricos, carece de vacantes para sus pequeños. Miles de niños no tuvieron su primer día de clases y aún no saben ni dónde ni cuándo comenzarán. Ellos y sus familias vieron cómo el Gobierno porteño les impedía ejercer un derecho inalienable como el derecho a la educación”, denunció UTE en un comunicado.

“El macrismo somete a un injusto padecimiento a cientos de familias que merecen una educación de calidad para su hijos. La construcción de escuelas por parte del Gobierno Nacional es una realidad que posibilita el incremento de matrícula en más de un millón de nuevos alumnos, niños que ven concretado su derecho a la educación con más y mejor calidad, mientras en la Ciudad se transita un camino inverso”, agregó.

Una de las madres perjudicadas por la falta de vacante para su hijo, Yanina Barrera, esperaba esta tarde desde hacía horas en la cola del Liceo 8 de Mataderos para conseguir un lugar para el chico que debería haber comenzado esta semana primer año del secundario. “Había al menos 190 personas en la cola, a cada uno nos daban un número y esperamos hace horas para conseguir un lugar para nuestros hijos. El mío ya tiene la vacante porque repitió primer año, pero me lo quieren dejar afuera y ya estamos perdiendo días de clases”, dijo en diálogo con Télam.

La mujer recordó que el año pasado tuvo el mismo problema: “Estuve casi un mes dando vueltas para conseguir escuela porque me mandaban a una que quedaba lejísimos de mi domicilio”.

“Estamos cansados de que no nos den respuestas, nos estamos organizando con un grupo de mamás para hacer una denuncia a la Defensoría del Adolescente planteando que no puede ser que haya empezado el ciclo lectivo y haya cientos de chicos sin vacante”, sostuvo.

Barrera indicó que si no reciben a su hijo en esa escuela “tendría que volver a inscribirlo online, y la página del Gobierno de la Ciudad está cerrada, intenté meterme y dice ‘página no encontrada'”.

En una situación similar Andra Maya -a quien tras días de incertidumbre le confirmaron hoy la vacante para su hijo- afirmó en comunicación con Télam que el año pasado al chico le tocó una escuela en un barrio lejano al de su casa. “El año pasado mandaban a mi hijo a una escuela de Belgrano cuando yo vivo en Liniers; como el hermano estudiaba ahí, pude conseguir un lugar donde quería, pero esto es cosa de todos los años”, afirmó. La mujer contó que hay largas colas de cientos de personas esperando para inscribir a sus hijos, “y entre ellos hay embarazadas, personas mayores, niños, y nadie hace nada, es increíble el destrato que tienen con la gente”“Esto es cuestión de suerte, yo pude resolver pero veo que la gente se va resignada porque no sabe dónde van a mandar a nuestros hijos ni qué va a pasar”, dijo preocupada.

“En el distrito 20 tenemos al menos 300 chicos sin vacante en primaria y grados superpoblados”, indicó Esteban Sueiro, secretario de Organización de UTE-CTERA en el marco del corte que se llevó adelante en la intersección de las calles Larrazábal y Juan Bautista Alberdi.

Durante la movilización, una docente de la escuela 19 del Distrito 20 explicaba a los presentes que en el grado que tiene a cargo, que es segundo, tiene 38 chicos.

“No hay forma de desarrollar una estrategia educativa con esa cantidad de niños, no se trata de que los docentes tengamos ‘mala voluntad’ sino de que esa cantidad de alumnos hace imposible nuestro trabajo”, afirmó.

Sueiro describió que “la situación en el nivel inicial es todavía peor, pero no tenemos los números exactos del distrito porque esta información se la quedó el Gobierno de la Ciudad y todavía no la publicó”.

“Aquí tenemos un terreno de cuatro hectáreas en Murguiondo y Directorio que está vacío y abandonado, cuando el Gobierno de la Ciudad está obligado por ley a construir escuelas; sin embargo no puso un solo ladrillo”, aseguró el dirigente docente.

En el nivel secundario la situación en Mataderos también es acuciante: “Un solo colegio para todo el barrio, y diez privadas, el que puede los manda ahí, el resto deja la escuela, esto es imperdonable tratándose de la ciudad más rica del país”.

La otra movilización ocurrió en Montes de Oca al 400, que corresponde al distrito 5, Barracas, otro de los barrios muy afectados por la falta de vacantes, en tanto ayer se realizó una actividad en Villa Lugano, distrito 21.

“Los otros distritos afectados son el 19, 13, 11 y 4, todos en la zona sur de la ciudad. Para nosotros esto no es casualidad, tiene que ver con un concepto de ciudad y de la educación que busca la privatización”, denunció Sueiro.

Por su parte, Mariano Denegris, secretario de Prensa de UTE-CTERA, reiteró que “calculamos que en toda la Ciudad tenemos unos 5000 niñas, niños y jóvenes sin vacantes. Es una cifra estimativa, en base a encuestas y relevamientos que hicimos las organizaciones, y debe ser mucho menor a la real”.

Además de las acciones en los barrios, docentes y padres planean una movilización para el próximo martes a la Legislatura porteña, en concordancia con la reunión de la Comisión de Educación.

FINAL

La cuestión empeora y los padres se desesperan e invierten tiempo y esfuerzo en un tour nómade para conseguir educación para sus hijos y parafraseando a Serrat, “Y hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano, bailan y se dan la mano, sin importarles la facha, para conseguir educación para sus hijos …”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.