SUBTE “A”: MACRI INAUGURÓ LA ESTACIÓN FLORES

SUBTE “A”: MACRI INAUGURÓ LA ESTACIÓN FLORES

propone el Gobierno, bautizar Papa Francisco a una de las estaciones inauguradas

A FLORES POR RIVADAVIA (POR ABAJO)

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, inauguró las dos nuevas estaciones de la Línea A del subte y anunció que el PRO presentará un proyecto en la Legislatura para que San José de Flores pase a llamarse “Papa Francisco” en homenaje a Jorge Bergoglio, quien solía utilizar ese transporte.

Durante la inauguración de la cabecera definitiva de la línea A con la habilitación de las estaciones San José de Flores y San Pedrito, el jefe comunal adelantó que por iniciativa del legislador Cristian Ritondo van a llamar a una de las estaciones con el nombre del Papa y deseó que con esta iniciativa “Francisco vuelva a Buenos Aires a tomarse otra vez la línea A que tanto usó”.

“Esperamos que nos acompañen en la Legislatura, eso sería muy valioso”, reclamó Macri durante el acto, y señaló que “este es un proyecto que ya tiene un tiempo” en las filas del macrismo. La nueva estación que llevaría el nombre de Francisco está ubicada en la plaza Flores, frente a la basílica a la que el Papa solía ir cuando era joven.

Este mediodía, el jefe del PRO encabezó la inauguración de la nueva cabecera de la línea A junto a la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Juan Pablo Piccardo, entre otros funcionarios.

Como ya es habitual en cada presentación de nuevas estaciones, el jefe comunal llegó a la terminal San José de Flores en uno de los coches, donde fue recibido por un grupo de bailarines que vestían la típica camiseta amarilla del PRO.

“Estas obras mejoran la calidad de vida de todos los vecinos”, afirmó Macri, y agregó que la inauguración “representa un paso muy importante en llevar el subte de la ciudad de Buenos Aires al Siglo XXI”.

Según anunció el gobierno porteño, las dos nuevas estaciones cuentan con servicios adicionales como pasamanos en sistema braille, Wi-Fi gratuito y terminales de reclamos y autoconsulta.

Se estima que la línea que recorre la avenida Rivadavia, incorpore con estas nuevas estaciones a 40 mil nuevos usuarios.

En tanto, Macri aseveró que la nueva extensión demandará la incorporación de dos formaciones, de cinco vagones cada una, de la marca Siemens Schuckert, que se sumarán a la actual flota de coches chinos.

Vidal manifestó que la presentación de la extensión de la línea A es “un gran avance en materia de calidad del servicio” y reclamó la colaboración de “usuarios, gremialistas y empresarios” para poder garantizar el buen funcionamiento del servicio.

Con respecto al retraso en la presentación de la nueva cabecera, que se inauguró seis años después que terminen las obras de ingeniería civil, Macri sostuvo que no se hizo antes “porque los gobiernos anteriores no tuvieron en cuenta que para habilitarlas se necesitaban servicios complementarios, que no se habían realizado, como las cocheras o la compra de coches”.

Además, el jefe de gobierno explicó que “la Ciudad no va a poder seguir” avanzando con la red de subtes o la modernización de la actual flota “si las obras se hacen, como hasta ahora, con créditos a corto plazo”.

Con respecto al retraso en las obras de la línea H, Macri reiteró que “es responsabilidad del Gobierno nacional”, pero señaló que desde su administración están “hablando con gente del Gobierno para ver si pueden ayudar de alguna forma para agilizar los tiempos”.

Las paredes tienen los retratos vecinos célebres como Hugo Del Carril, Alfonsina Storni, Florencio Escardó y Baldomero Fernández Moreno. Cuatro personalidades destacadas del barrio porteño de Flores. Sus rostros decoran desde ayer el andén central de la nueva cabecera de la línea A de subte: la estación San Pedrito. Además de los cuadros, la terminal lució ayer sus nuevas instalaciones.

El gobierno porteño inauguró, junto a la flamante cabecera, la estación San José de Flores. Con estas dos nuevas estaciones, la línea A, que conecta Plaza de Mayo con San Pedrito, se convierte en el ramal con mayor cantidad de paradas: 18.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, encabezó el acto de apertura de las nuevas estaciones, que estaban finalizadas desde hacía cuatro años. La demora, según explicó el Gobierno porteño, se debió a que “para poder ponerlas en funcionamiento fue necesario llevar a cabo primero un conjunto de obras de infraestructura complementaria, entre ellas, el armado del taller de servicios para reparaciones, un espacio de cocheras para maniobrar y guardar formaciones, y la construcción de una estación rectificadora”. Se estima que la extensión de la línea permitirá sumar al servicio a unos 35 mil usuarios y vecinos de Floresta, Villa Luro, Villa Mitre, Santa Rita, Liniers, Parque Avellaneda y Mataderos.

Para cubrir esta nueva demanda de pasajeros, la empresa concesionaria Metrovías anunció que hará una incorporación de dos formaciones, con cinco vagones cada una. El objetivo es mantener la frecuencia. Al respecto, los metrodelegados advirtieron que este refuerzo no es suficiente y que habrá demoras en el servicio. Hace sólo tres meses, cuando el gobierno de Macri inauguró las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas de la línea B, los metrodelegados reclamaron que no estaban dadas las condiciones de seguridad para realizar el nuevo trayecto, por lo que se negaron a completar el servicio. El conflicto pudo destrabarse recién el 15 de agosto.

“Hace ya tiempo que venía esperando esto. Era hora de que las habiliten. Ahora el subte me deja mucho más cerca de mi casa”, dijo Alberto, uno de los pasajeros que ayer llegaron por primera vez hasta la estación San Pedrito. Héctor y Mariela, una pareja de ancianos que miraban acodados desde la baranda la llegada de las formaciones a la estación San José de Flores, señalaron que la ampliación del trazado del subte “le viene muy bien al barrio y descongestiona mucho”.

La nueva cabecera de la línea A está ubicada sobre la avenida Rivadavia, a la altura de la avenida San Pedrito. La estación San José de Flores, por su parte, se encuentra sobre la misma avenida, al 6900. Ambas cuentan con ascensores, escaleras mecánicas, pasamanos con sistema Braille, servicio gratuito de Wi-Fi y terminales de reclamo y autoconsulta. La decoración estética está presente en las dos estaciones. A los cuadros de las personalidades de Flores pintados por Eugenio Cuttica, en San Pedrito, se agregan las obras del artista plástico Guillermo Roux, en San José de Flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.