Una deuda pendiente

Una deuda pendiente

El presidente de la Asociación Vecinos de La Boca, Alfredo Alberti, lamentó que se cambie de autoridad por novena vez y que no haya ningún avance en el saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo.
“No tenemos información de que se esté trabajando con seriedad”, aseguró Alberti. También confirmó que aún no se pudieron reunir con la presidente de ACUMAR, Gladys González, quién tiene un historial vinculado al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, conducido por el detenido Omar “Caballo” Suárez, y graves denuncias en su contra.
Desde las asunciones de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, la ACUMAR cuenta con tres gobiernos que pertenecen a un mismo partidos, aún así “no hay voluntad de solucionar esto”. “Siempre nos decían como excusa que no podían articular bien porque provincia y Nación tenían otro signo político”.
Mientras la causa tiene cada vez más burocracia y el tiempo pasa, “la gente se sigue enfermando y muriendo”, ya que alrededor de la cuenca hay varios barrios de emergencia con muchas familias viviendo allí.
El Riachuelo encabeza el ranking de los ríos más contaminados de mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.