EL AUMENTO DEL SUBTE YA DISPARÓ UN AMPARO EN LA JUSTICIA

EL AUMENTO DEL SUBTE YA DISPARÓ UN AMPARO EN LA JUSTICIA

el amparo lo realizaron los legisladores Bodart, Vera y Bergel

BIENVENIDOS AL SUBTE

Fiel de a su costumbre de sobrevalorar todo costo (de lo que sea) de Mauricio Macri en contra de los vecinos, ahora le ha dado otro sartenazo a la tarifa del subte: las repercusiones.

El anuncio realizado el fin de semana pasado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comunicando el aumento del costo del pasaje de las líneas de subterráneos levantó, como era de esperarse, un gran revuelo en varios sectores de la sociedad.

Roberto Pianelli, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), calificó este aumento como “innecesario” y afirmó que “el objetivo es tratar de demostrar que se viaja más cómodo, y lo van a hacer porque se va a expulsar a un sector que viaja”. El metrodelegado asegura que el Gobierno porteño pretende que con este aumento una parte de los usuarios de este medio de transporte prefiera despasarse en colectivo y así reducir la cantidad de gente para que los viajes no estén tan congestionados.

Además comparó que “en los últimos dos años, la línea A, con dos estaciones más, da 65 vueltas menos por día que hace dos años”. Según afirma esta situación se repite en las otras líneas desde que se realizó el traspaso de la administración a la Ciudad. “En la línea A se sacaron más trenes para poner menos después, en la B se bajó la cantidad de servicios en un promedio de 40 vueltas, al igual que en la línea D, y en la línea C hace 65 vueltas menos”.

“Si antes estaba saturado el subte, y ahora el objetivo es desaturarlo, ¿por qué ponés menos vueltas y aumentas el pasaje? Es para que viaje menos gente y los que viajen lo hagan seguramente incómodos, y este es el objetivo que tienen porque el dinero se va a recaudar lo mismo”.

Los trabajadores se basan en la Auditoría General de la Ciudad para calificar el aumento de “innecesario” ya que “el valor real del pasaje, lo que se llama la tarifa técnica es de 5,50 pesos, y entonces tendría que estar a la venta a 2,50 pesos por los subsidios que recibe del presupuesto porteño”.

Por otra parte el legislador porteño Alejandro Bodart presentó en el día de ayer un amparo para poder frenar este aumento. Es el mismo diputado que consiguió con una medida similar frenar el último aumento de este transporte en el año pasado. Además afirmó que “con la barbaridad de subsidios que recibe, $ 980 millones este año, el subte sería sustentable con un boleto a $ 1,50. Por eso este nuevo tarifazo es una estafa a los pasajeros y a los fondos públicos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.