CARRIÓ DENUNCIÓ AL GOBIERNO NACIONAL POR LA TOMA DE LUGANO

CARRIÓ DENUNCIÓ AL GOBIERNO NACIONAL POR LA TOMA DE LUGANO

su denuncia pone ahora la toma bajo la órbita de la justicia federal

PARA LA JUEZA BADABADABUDUBADIA

La denuncia penal de la diputada Elisa Carrió es contra el gobierno nacional y el porteño por la toma de terrenos en el barrio de Villa Lugano, y el sorteo de juzgados hace que esta cayese sobre el escritorio de la Jueza Romilda Sevini de Cubría.

En Noticiario Sur supimos de la denuncia, cuando esta era aun un secreto a voces, pero obedeciendo a un pedido de la misma gente de UNEN guardamos el secreto, porqué además era claro que complicaría aun más la situación caótica de la discusión por la competencia o no de la Jueza López Iñiguez de la Justicia porteña.

Sin dudas que esta denuncia de Carrió, también es un claro llamado de atención a la inactividad manifiesta de las partes ante el desalojo, pero sobre todo de esta última magistrada, que con su declaración reciente, decretó que la causa siga bajo su órbita, desentendiéndose de la acusación de los fiscales sobre los otros implicados además de Marcelo Chancalay, como así también de toda asociación ilícita.

El escrito fue presentado el miércoles 18 y entre otras cosas, en su texto pide que se investigue a los acusados Emanuel Ríos, Claudio Jiménez, Marcelo Urquiza y Marta Yane, como artífices responsables de la ocupación del predio lindero a la Villa 20 para lucrar con la venta de lotes.

“La denuncia que reparamos apunta a una organización que está financiada por el gobierno nacional y el de la Ciudad. Una asociación que hace de esta situación una inmobiliaria”, aseguró a PERFIL la diputada Carrió, quien además estimó que esa organización es responsable de la toma del ex cementerio de autos de la Policía Federal, que cuenta con 1.800 habitantes y en los próximos días cumplirá cuatro meses. La toma fue bautizada como Barrio Papa Francisco.

Fuentes allegadas a la causa describieron que los principales implicados por la instigación de la toma son los “delegados” del barrio, quienes desde hace casi dos meses tienen prohibido ingresar al predio por orden de la jueza penal, contravencional y de faltas de la Ciudad, Gabriela López Iñiguez, que entiende en la causa que avanza en la Justicia porteña. Entre quienes están implicados en la denuncia de la líder de UNEN se encuentra Emanuel Ríos, el vocero más activo de la usurpación.

La denuncia de Carrió fue acompañada por los legisladores porteños de UNEN Paula Oliveto Lago y Maximiliano Ferraro, y llega luego del allanamiento realizado en el predio por la Gendarmería nacional donde se detuvo a dos personas por tenencia de armas. Fue después de “una serie de situaciones ocurridas en el predio que podrían comprometer al gobierno nacional y al porteño.

“Hay injerencia entre algunos organismos de Nación y de Ciudad en la conformación del barrio”, analizó Ferraro. Además, Carrió negó las acusaciones que vinculaban a UNEN con Marcelo Chancalay, único detenido por impulsar la toma y ex presidente de la Comisión Vecinal de la Villa 20. “De ningún modo está ligado a nosotros. Al contrario, está relacionado directamente con el Gobierno de la Ciudad: su cooperativa recibió 2.100.000 pesos del Banco Ciudad”, sostuvo Carrió a PERFIL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.