¿Cómo prevenir un golpe de calor?

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

Desde el inicio de la semana, la Ciudad de Buenos Aires sufre una ola de calor, la que derivó en la declaración de “alerta naranja” por parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Es que los efectos del clima pueden ser peligrosos, puntualmente para los grupos de riesgo.

A raíz de esta situación, Noemí Petruccelli, jefa del Departamento Materno Infanto Juvenil del Hospital Pirovano, brindó información para prevenir un golpe de calor. En primer término, marcó que los “niños pequeños y adultos mayores, más si tienen alguna patología (hipertensos, cardíacos, entre otros) están más expuestos”.

También las embazadas entran en el grupo de riesgo, mientras que los recién nacidos suelen tomar el pecho más seguido. En la calle, para los bebés es recomendable estar con una remera de algodón sin mangas y con gorro. Al mismo tiempo, aconsejó baños fríos e hidratación.

“A los jóvenes y adultos que tienen que salir a sus actividades, hay que decirles que se hidraten bien, que no estén expuestos al sol, que no realicen ejercicios en horas pico (salvo en las primeras horas del día o terdecita), que tomen mucho líquido y que coman liviano (frutas y verduras). Sin bebidas alcohólicas)”, expuso la especialista, aunque recomendó no salir a la calle si no es necesario.

En relación a los síntomas del golpe de calor, estos son: dolores de cabeza, taquicardia, sed aumentada (beber agua potable o mineral, jugos, entre otros) y fiebre, que debe bajarse con paños hidratados o baños de inmersión con agua fría.

Ante cualquier inconveniente en la vía pública, Petruccelli pidió llamar al Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) o concurrir al centro de salud más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.