«La manera de actuar es más rigurosidad en la cantidad que se puede ingerir e incrementando la sanción»

«La manera de actuar es más rigurosidad en la cantidad que se puede ingerir e incrementando la sanción»

Por segunda vez, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires presentó un proyecto de tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores, tras perder estado parlamentario en la Legislatura del distrito. De esta manera, impulsa una modificación en el Código de Tránsito y Transporte porteño, que actualmente permite un máximo de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre.

Al mismo tiempo, plantea una nueva escala de descuentos de puntos en la licencia de conducir, teniendo en cuenta los niveles de alcoholemia. El Director de Transporte de la Defensoría, Federico Conditi, planteó restar cinco puntos entre 0,2 y 0,5 gramos de alcohol, diez unidades de 0,5 a 1,5 y veinte al superar el 1,5.

La propuesta de la Defensoría también es acompañada por una campaña de concientización y el ofrecimiento de medios alternativos. En este sentido, Conditi comentó que habían recomendado la extensión del horario del subterráneo para desalentar el uso del automóvil, a partir del «nivel de nocturnidad de la Ciudad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.