MI BUENOS AIRES QUERIBLE

Preguntas y respuestas que se refieren a un monumento a la mismísima Caperucita Roja en los bosques de Palermo, en pleno parque Tres de Febrero; una librería que permanece en su emplazamiento original; un parque que conserva su denominación desde tiempos de la colonia; el carrusel dónde se filmó “La vieja calesita” con Hugo del Carril; dos museos flotantes; la biblioteca de Boedo en la que trabajó durante años Jorge Luis Borges.

Todo esto es parte de “Mi Buenos Aires Querible”, una inédita y ambiciosa propuesta del Ministerio de Cultura de la Ciudad que fue anunciada ayer por el titular de esa cartera, Hernán Lombardi, junto a la subsecretaria de Patrimonio, Josefina Delgado.

Además, se exhibió la página web del programa para explicar el modo interactivo de navegarla y poder construir el Buenos Aires Querible de cada usuario.

“Estamos muy conformes y muy contentos con esta iniciativa que pone el énfasis en el turismo cultural y en la conciencia sobre el patrimonio cultural de nuestra Ciudad.” –dijo Lombardi. “Aspiramos a un producto que valga la pena y estamos seguros de que será así. Mi Buenos Aires Querible es un festival más de la Ciudad y quedará en la agenda de festivales, tal como se hace en otras ciudades como Montevideo, Madrid y París. No hay barrio porteño que no tenga lugares vinculados al patrimonio y por otra parte no es casual que hayamos elegido el próximo fin de semana para realizar esto, ya que habrá una gran cantidad de turistas del interior del país visitando Buenos Aires a raíz de las vacaciones de invierno. Mi Buenos Aires Querible es una movilización enérgica de la Ciudad y estamos muy entusiasmados con la creación de una comunidad de usuarios del patrimonio cultural promovida y alentada por la página web del programa, y los espectáculos que hemos programado servirán como estímulo para que los porteños visiten y conozcan los lugares que integran nuestro patrimonio, porque sólo lo que se cuida permanece y sólo se cuida lo que se conoce.” –concluyó.

Por su parte, la subsecretaria de Patrimonio Cultural sostuvo que “Mi Buenos Aires Querible tiene dos rasgos fundamentales: uno es que se desacraliza el concepto de patrimonio como “un monumento que no se puede tocar”, y por otra parte queda claro que el patrimonio no está sólo en sitios típicos en ese sentido, sino que se extiende por todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires”.

A través de este juego, los vecinos y turistas podrán conocer más de cerca los valores patrimoniales que existen en los 48 barrios porteños, con 500 sitios –en una primera etapa de este programa- que hacen a la historia de la siempre misteriosa, amigable y hospitalaria Ciudad de Buenos Aires. La idea es que con la excusa de un formato atrapante para jugar y ganar premios, las familias puedan aprender sobre las historias y tradiciones de su Ciudad de la mejor manera: el contacto directo.

Pero además, para que este verdadero festival de patrimonio resulte aún más atractivo, se ofrecerán una serie de actividades artísticas y propuestas en diversos lugares del medio millar de queribles. Así, siempre de manera gratuita, se podrá participar de una visita guiada a la sede de una logia masónica en Barracas, a la que generalmente no se tiene acceso y esta vez abrirá sus puertas al público. O disfrutar de la “La Traviata” ejecutada por músicos del Teatro Colón, pero en un ámbito absolutamente distinto: la Basílica de Nueva Pompeya, en la populosa avenida Sáenz.

En este marco también se podrá presenciar una exposición de autos antiguos y autobombas en el Parque Rivadavia, en coincidencia con su 80º aniversario. O un concierto de jazz frente al río, como tributo al edificio donde funcionó la ex Cervecería Munich. O visitar distintas sedes y canchas de clubes de fútbol, donde verdaderos ídolos ofrecerán entrevistas públicas con la coordinación de reconocidos periodistas deportivos. Se podrá estar frente a frente con figuras de la valía de Norberto Alonso (River), Alfredo Graciani (Boca), Roberto Telch y Sergio Villar (San Lorenzo), Humberto Maschio (Racing), y Rodolfo Betinotti (Atlanta).

Los participantes podrán recorrer los sitios que les interesen, distribuidos por barrios y por categorías: bares, templos, parques, museos, entidades educativas, centros culturales, monumentos, instituciones deportivas y muchos otros. En cada uno de ellos, tendrán la opción de responder una pregunta, que únicamente podrá contestarse al visitar el sitio.

Cuántas más respuestas correctas se logren, mayores serán las posibilidades de sumar puntos para así ganar el juego. En esta primera edición, fueron seleccionados 500 sitios queribles, que podrán ser visitados entre las 10 y las 17 del próximo sábado 19 y domingo 20.

Cómo se juega

La actividad del juego podrá descargarse del sitio web especialmente creada por el Gobierno porteño, www.buenosairesquerible.gov.ar, desde donde los interesados en participar del juego podrán descargar las planillas de preguntas y datos de los lugares a visitar. También se distribuirá una guía a través de los Centros de Participación y Gestión Comunal de la Ciudad. En ella, se encontrará la información necesaria para participar: nombre, dirección, barrio, horario de apertura, clasificación y un breve descriptivo de cada uno de los atractivos propuestos. En las páginas centrales de este suplemento se encontrarán las preguntas de opciones múltiples en las que se deberán marcar las alternativas correctas.

Una vez finalizada la recorrida por los sitios queribles seleccionados, cada participante podrá depositar sus planillas completas en las urnas repartidas en los quioscos de diarios y revistas distribuidos en distintos barrios, como también en los Centros de Participación y Gestión Comunal especialmente dispuestos por el Ministerio de Cultura porteño los días 19 y 20 de julio, de 10 a 17. Las mil personas que tengan la mayor cantidad de respuestas correctas recibirán premios que van desde libros y entradas a teatros de la Ciudad hasta pases gratuitos para museos, entre otros.

El de este fin de semana será sólo el puntapié inicial de un programa que prevé sumar nuevas series de 500 lugares en otras tres ediciones previstas para los años 2009, 2010 y 2011. Los resultados serán comunicados por el Ministerio de Cultura a partir del 4 de agosto próximo, una vez realizado el recuento. En tanto los premios y menciones -que serán exhibidos oportunamente en la web- se podrán retirar en el Centro Cultural San Martín (Sarmiento 1551) del 11 al 31 de agosto.

Algunos tips sobre los sitios queribles
Bares: el café más antiguo de los que hay en actividad es el Tortoni, que fue fundado en 1858, en la esquina de Esmeralda y Rivadavia. Hacia 1880 se trasladó a Rivadavia 1826, hasta que con la apertura de la Avenida de Mayo, en 1894, ganó su fachada principal en el número 825/29.
Museos: hay dos museos flotantes: el Buque Museo Fragata Presidente Sarmiento y el Buque Museo Corbeta Uruguay, que pueden visitarse en el dique 3 y en el dique 1 de Puerto Madero, respectivamente.
Templos: en Argentina rige la libertad de cultos. Buenos Aires, meca de la inmigración desde mediados del siglo 19, cuenta con más de un centenar de templos de distintos credos: católico, cristiano, anglicano, ortodoxo, islámico, judío.
Calesitas: en la calesita Carrusel River, ubicada en Yerbal 2401 (Flores) se filmó la película “La vieja calesita”, con Hugo del Carril.
Librerías: la Librería Avila, ex Del Colegio, es el único comercio de la ciudad que permanece en su emplazamiento original desde los tiempos de la colonia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.