OTRA REFORMA EDUCATIVA Y VAN …

Una nueva reforma educativa abre una nueva discusión en lo mediático sobre lo mejor y lo peor que pueden recibir los chicos

por Víctor José Del Vento Grela

Cómo negar que nuestros sucesivos gobiernos insisten en buscarle la vuelta a la caída en picada de la educación en nuestro país y siempre con el mismo resultado: seguir cuesta abajo en su rodada.
En principio vale aclarar que quien firma, no es de los sostenedores de esa suerte de teoría del big bang que pontifica que todo tiempo pasado fue mejor.
Lejano a ello, ¿como pretender ignorar que la pérdida de la calidad educativa ha corrido parejita con la pérdida de la calidad de vida de los argentos?

Si bien el «enciclopedismo» de nuestra infancia educativa pueda parecer horroroso a muchos pedagogos, -con razón o no-, convengamos que el nivel educativo de ¿treinta años nomás? a la fecha, ha disminuido como nuestras reservas morales. De saber cómo, por que y para que San Martín cruzó Los Andes, pasamos a nuestros educandos que rebaten esta teoría, ya que «en internet» dice que es el 542 letra «R», el que cruza Los Andes (pero el club)

La nueva propuesta tiene sin lugar a dudas «la más alta contemplación» de las necesidades actuales de nuestras palomitas blancas, pero está lejos de asegurar una mediana formación socio-cultural, ya que las medidas tendientes a actualizar el sistema, son a simple vista lo que los paraísos fiscales a los bancos: todo vale, todo sirve y el sistema se autodestruirá por ventanilla cinco.

Las reformas educativas en nuestro país y los programas de Nicolás Repetto, son lo mismo; los anteriores demuestran su fracaso cada vez que uno nuevo «está en el aire». Y con verle la pinta a los anticipos de está,
se puede vaticinar con cero por ciento de margen de error cuál será su destino.

Cada cambio avala el fracaso de tantísimas modificaciones de programas, organigramas, tópicos, grillas, etc., pero lo que aún no satisface el sistema educativa son sus dos problemas básicos: una salida laboral y la satisfacción individual.

El sistema de EGB y Polimodal fue otra más de las «bondades menemistas» y no desentonó para nada con otras medidas en el área que sea y resultó un fiasco (predicto de antemano por los que de verdad sabían) y hoy ve la luz al final del túnel.

«La nueva era», propone solo 10 materias, matemáticas, lengua y un idioma de primero a quinto año (¿y hasta ahora como era?), el fin de las expulsiones (¿permitirán los sacrificios humanos de docentes?)
Mientras mas estudiamos, mas sabemos, mientras mas sabemos, mas olvidamos, mientras mas olvidamos, menos sabemos, entonces ¿Para que estudiamos? (Groucho Marx)

2 videos ideales para que la «comunidad educativa» tenga en cuenta a la hora de «cambiar»

Sir Ken Robinson es uno de los grandes expertos mundiales en educación. En el 2006 se presentó en la TED Conference, y les descerrajó a los asistentes y al mundo todo, una posición personal increíble: «Las escuelas matan la creatividad».

El debate que abrió es insoslayable e ineludible en toda sociedad moderna que relamente tenga interés en un desarrollo como nación, que solo será posible si sus jóvenes reciben una educación adecuada a los tiempos que corren que no los mate de embole y les permita a la salida de su quinto año, contar con una formación que les abra puertas en el mundo laboral y les evite formar parte de la legión de zombies.

HAGA CLICK EN EL LINK PARA VER VIDEOS

Ken Robinson: ¿La escuela mata la creatividad? (1era parte)

Ken Robinson: ¿La escuela mata la creatividad? (2da parte)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.