PERSONAL POLICIAL DE LUGANO EN LA MIRA

Los vecinos del barrio de Villa Lugano denunciaron en la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires la connivencia entre el personal policial y los vendedores de droga. Además, los acusan por irregularidades en el pago y la recaudación de dinero para la custodia en los comercios del barrio.

De acuerdo a los relatos de los denunciantes, el proceder de los integrantes de la Comisaría 52ª no se adecua con la conducta que deberían guardar en cumplimiento de sus funciones. Ante esta problemática, la Defensoría del Pueblo decidió poner en conocimiento del Jefe de la Policía Federal a los fines de iniciar un sumario administrativo para identificar y evaluar la conducta del personal policial involucrado.

Asimismo, teniendo en cuenta el posible accionar abusivo por parte del personal policial en los hechos, se notificó de la situación a la Procuración General de la Nación para que evalúe el inicio de una investigación penal por estas circunstancias que afectan al orden público.

Lo que dijeron los vecinos

Según consta en la resolución de la Defensoría, los denunciantes relatan que en el Barrio General Savio, los comerciantes de las bandejas comerciales deben pagar por seguridad, pero que a la vez esta seguridad estaría paga por medio del Servicio de Prevencional Capitalino, el cual es abonado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Como así también que dichos prevencionales serían cobrados por personal que trabaja en las oficinas de la dependencia y en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, los cuales percibirían el dinero sin prestar el servicio.
El 50% del dinero cobrado por el personal sería percibido por el titular de la Comisaría 52ª, Comisario Malerba.
Dan un detalle de los importes que pagan semanalmente por seguridad las bandejas comerciales, siendo los mismos los siguientes: edificios del 11 al 22 $700; edificios del 32 al 28 $500; edificios del 109 al 26 $500; edificios del 36 al 41 $600; edificios del 49 al 53 $600; los comercios del edificio 60 y los linderos a éste $800 por ser considerado este último sector denominado como peligroso.
Aproximadamente en el horario de 20:00 a 21:00 hs. en los edificios 32, 25 y 52 y en los kioscos de los edificios 7 y 62 se liberaría la zona para la venta de drogas.
El personal de la brigada sería quien retira en el horario del mediodía el dinero que se le cobra a los comerciantes, el cual es recaudado por medio del personal que se encuentra de parada, quienes serían amenazados para que realicen los hechos relatados. Que se suele ver a los integrantes de la brigada charlando amistosamente con los vendedores de drogas. Que este personal inventaría procedimientos por drogas imputando a consumidores que concurren a comprar a los lugares protegidos.
El recaudador de la brigada sería el señor Estefaneti, apodado “El Tano” y el Jefe de la misma sería un masculino apodado “El Gallego”, los cuales los días viernes suelen ser vistos en la calle Escalada a la altura de la Avda. Roca cobrándole a quien sería el propietario de las parrillas clandestinas de la zona, de quien también se comenta que traería droga de una Villa cercana para vender en el Barrio. También recaudarían dinero en la feria del Barrio, en este caso quien se encargaría de juntar el dinero para la brigada sería una señora que vende perfumes, de nombre Graciela.
También se los suele ver en la feria de la Villa 20, lugar en el que custodiarían la mercadería que se comercializa en el lugar, como ser ropa con imitación de marcas reconocidas. Algo parecido sucedería con los vendedores de gaseosas de la Avda. Larrazábal y José P. T. Batlle y Ordóñez, quienes serían piratas del asfalto de acuerdo a comentarios de vecinos y honestos policías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.