UN CUENTO: EL BUEN CONDOR

por Eloy Nieto

Los Inca creían que el Cóndor era inmortal. Según el mito en su vejez se lanzaba del pico más alto para volver a renacer. El Cóndor simbolizaba la fuerza, la inteligencia también el enaltecimiento y la exaltación.

Este cuento va dedicado al Cóndor y a las niñas y los niños que aman a los animales.

Narrador: No hace mucho tiempo en la cordillera Andina se perdió un niño pastor de llamas. Tomo una ruta que no conocía muy bien, y fue subiendo la altiplanicie y veía que la noche estaba cerca y tenia que descansar. Pues se acercaba una tormenta.

Niño: Bueno ahora que las llamas se han tumbado aprovecho y descansaré. Ven Rufo nos cobijaremos de la lluvia.

Narrador: Rufo era su perro. Habia anochecido y cuando dormian Rufo detecto movimiento. Un Cóndor había descendido hasta el lugar donde dormía el niño y el niño se asusto.

Niño: Ay! ¿Quien eres? Nunca te vi pues eres grande y ¿Qué quieres de mí? No me hagas daño.

Cóndor: Hablar contigo, no temas.

Niño: Si los animales no hablan.
Cóndor: En los cuentos si y entre los animales hay un código natural de entendimiento. Tu eres muy pequeño y yo hacia mucho tiempo que no venia por aquí.

Niño: Y ¿Cómo te llamas?

Cóndor: Mi nombre es Cóndor andino pero los científicos me llaman Vultur Gryphus mitad águila mitad león.

Niño: Y ¿Dónde vives?

Cóndor: Te diré que antes volábamos sobre los andes de Venezuela e íbamos hasta la tierra del fuego. Se nos ve desde Colombia y recientemente al oeste de Venezuela. Pero cada vez somos menos solo quedamos siete especies.

Niño: Y tu ¿Has viajado mucho?

Cóndor: Un poco. Estuve en Bolivia y baje hasta la frontera con Brasil y me deje ver por el matogrosso. Ahora vivo aquí en la región de Lima y a veces bajo a las playas de la costa. Tengo amigos en la Patagonia y se elevan al nivel del mar.

Niño: No entiendo lo que quieres decirme con elevarse al nivel del mar.

Cóndor: Quiero decirte con esto que volamos a 5000 metros de altitud en kilómetros quiere decir 5Kms de altura.

Niño: Es maravilloso tienes que ver muchas cosas desde el cielo.

Cóndor: Sí, veo lagos y montañas, pueblos y ciudades y como esta cambiando vuestro planeta. A veces puedo ver el mar. Y dime tú ¿Como te llamas? ¿Y porque estas triste?

Niño: Achik en Quechua significa luminoso,
resplandor y estoy triste porque me he perdido.

Cóndor: Bonito nombre pero ¿Tu no eres un niño Quechua?

Niño: No. Pero mi madre lo es y conoció a mi padre en Cuzco y se casaron y yo les ayudo con el pastoreo.

Cóndor: Bien Achik te ayudare a volver. Mañana alzare el vuelo y tu me sigues, cruzaremos el río Urubamba y cojeras los caminos y senderos hasta llegar a tu pueblo. Y quiero decirte algo.Tienes que leer muchos libros porque aprenderás a respetar y llenaras tu interior de cultura. Y cuando crezcas defenderás al Cóndor de su extinción.

Narrador: A la mañana siguiente el Cóndor despertó y con el movimiento de sus alas se alzo hacia los cielos azules como el mar. Cruzando el río, guió al niño hasta el buen camino. Las llamas y Rufo su perro le seguían. Y al cabo de unas horas el Cóndor desapareció en la gran cordillera de los Andes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.