Una nueva embestida de los vecinos para frenar el Microestadio de Atlanta

Una nueva embestida de los vecinos para frenar el Microestadio de Atlanta

Los vecinos de Villa Crespo hace tiempo que encendieron las alarmas: el proyecto de construcción de un microestadio en los terrenos linderos al Club Atlanta cada día toma más forma con la idea de finalizarlo a mediados de año, lo que significará un cambio en la geografía y cotidianeidad del barrio de Villa Crespo por la gran cantidad de público que asistirá a los shows.

En este sentido, y en un intento de frenar la concreción de la obra, vecinos autoconvocados lograron la última semana de enero reunirse con el Secretario de Gestión Ciudadana del Gobierno de la Ciudad, Facundo Carrillo, para demostrar su rechazo al proyecto. “El movimiento de un emprendimiento como este que va a tener espectáculos muchos días a la semana va a provocar caos de circulación, la imposibilidad de encontrar lugares de estacionamiento y hasta la modificación de la fisonomía del club”, reclamaron los habitantes de la Comuna 15. Carrillo por su parte, les confirmó que ayudaría a ser el interlocutor del Gobierno para despejar todas las consultas sobre el tema.

Días más tarde, el grupo de vecinos se reunió con distintos legisladores porteños que en 2017 se habían manifestado en contra del proyecto. El 28 de septiembre de ese año, la Legislatura aprobaba con 46 votos a favor y 11 en contra el proyecto de cesión de tierras a Atlanta para la construcción del microestadio. Uno de los diputados que lo rechazaron fue Marcelo Guouman, del bloque Evolución Radical. “Lo normal en este tipo de estadios es sacarlos de las ciudades o de los centros y ubicarlos en las adyacencias porque sino lo que ocurre es que cambia la fisonomía del barrio”, explicó.

El abogado ambientalista y especializado en Derechos Humanos, Jonathan Baldiviezo había presentado en diciembre un amparo reclamando la elaboración de estudios ambientales para que “contemplen el movimiento de gente que llegará al barrio, la cantidad de autos que no encontrarán donde estacinar” y la convocatoria a una audiencia pública invitando a la ciudadanía a expresar su opinión.

“Fuimos a ver la obra, y está avanzando en condiciones de regularidad, está autorizada su realización en el marco de la ley”, confirmó Guouman, aunque cuestionó la historia del desarrollo inmobiliario. Es que la primera empresa a cargo del proyecto había solicitado un crédito del Banco Ciudad sin capacidad para responder y quebró. “Tenemos que someter a debate público estos temas para que los ciudadanos vayan optando por programas que contemplen el uso del espacio público”, evaluó el legislador radical, quien remarcó que está investigando cuál es el verdadero impacto ambiental que generará en Villa Crespo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.