Violenta represión a los artesanos en San Telmo

Violenta represión a los artesanos en San Telmo

Lo que suele ser un barrio amigable para el vecino como para el turista, se volvió un territorio de represión y violencia: durante el día de ayer, en San Telmo se vivieron momentos de tensión luego de que la Policía de la Ciudad reprimiera a los artesanos y artesanas dispuestos en la Feria ubicada en la Plaza Dorrego.

Alrededor del mediodía, la organización Artesanxs Unidxs se ubicó en Defensa al 1000 para realizar una protesta pacífica con bombos, canciones y redoblantes, un accionar que vienen realizando desde principio de año cuando el gobierno porteño decidió reubicar los puestos de los feriantes, quienes denunciaron que se está intentando desarrollar un proyecto inmobiliario.

La Policía de la Ciudad decidió reprimir a los manifestantes con palos y gas pimienta, arrojando un saldo de dieciocho detenidos, luego de la rotura de un vidrio de un anticuario al que la policía responsabilizó a los artesanos.
Entre los heridos, un turista fue duramente rociado con gas en el rostro, mientras que dos artesanos fueron golpeados por los efectivos de seguridad.

«Fue una barbaridad, agarraban a cualquiera que corría. Tuvieron una actitud de cacería, vinieron a la carga con todo», explicó Asunción Prado, una de las artesanas que asistió a la jornada violenta, que significó un día más en el que los trabajadores no pudieron desarrollar su actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.