El Corredor Verde del Oeste tendrá que esperar

El Corredor Verde del Oeste tendrá que esperar

Lejos podría quedar el proyecto del gobierno nacional de soterrar el Sarmiento a raíz de las complicaciones de presupuesto. La obra, que terminaría en 2022, se basa en la creación de un túnel de 18 kilómetros de largo que uniría las estaciones de Ramos Mejía, Ciudadela, Liniers, Villa Luro, Floresta, Flores y Caballito antes de llegar a Plaza Miserere.

Es que por las dificultades económicas que afronta el ejecutivo nacional, la tuneladora se detuvo en el barrio porteño de Liniers en enero y ahora se baraja la posibilidad de que tenga el mismo final que el Ferrocarril Mitre, ya que el Sarmiento podría transformarse en viaducto entre Flores y Caballito evitando así el gasto multimillonario de 3 mil millones de dólares.

Uno de los puntos más importantes, si ésto sucediera, es que el espacio
«Corredor Verde del Oeste» tendrá que esperar porque el soterrado era el que permitía que la superficie, actualmente surcada por vías, se volviera el un parque lineal entre Caballito y Liniers.

Repasando cifras el viaducto del Mitre costó 2056 millones de pesos, lo que equivale a 11 millones 700 mil dólares por kilómetro de vía elevada. En Cambio el Sarmiento, tiene un costo de más de 166 millones de dólares por kilómetro, o sea catorce veces más.

Pasando en limpio, el ferrocarril correrá elevado desde Flores hasta Caballito y después circularía en trinchera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.