El Gobierno porteño presentó un paquete para ayudar a las PYMES de la Ciudad

El Gobierno porteño presentó un paquete para ayudar a las PYMES de la Ciudad

La situación de las Pymes se vio agravada a partir de la crisis ocasionada desde mayo del año pasado. Ante un panorama desalentador, con una caída de la industria pyme que sigue creciendo y con la capacidad ociosa que roza el 44 por ciento, el gobierno de Horacio Rodriguez Larreta lanzó un paquete de medidas para evitar el estallido del sector.

La tasa de referencia del Banco Central, herramienta que utilizan los bancos para establecer las tasas de créditos que luego las pequeñas y medianas empresas accederán para financiarse, y que durante el último año bajaron notablemente, fue uno de los grandes reclamos. El mes pasado, el presidente Mauricio Macri lanzó un plan para facilitar préstamos subsidiados, con tasas de entre 25 y 30 por ciento: «Hoy vas al Banco Nación y para tomar un crédito primero tenés que tomar un crédito con una tasa más alta, los bancos te toman de rehen», relataba en diálogo con Frecuencia Zero el presidente de la Asociacion de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC).

Tomando nota, el Jefe de Gobierno porteño lanzó la semana pasada un plan de contingencia con tres medidas troncales para paliar la situación, que giran alrededor de la eliminación temporal del llamado Sircreb, un nuevo plan de facilidades de pago para planes caídos y la exención de ingresos brutos para las nuevas pymes porteñas.

El Sircreb es el Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias, es decir, retenciones bancarias que hasta septiembre se prorrogará su eliminación temporal (para aquellos que hayan facturado hasta 15 millones de pesos en 2018). Además, las facilidades para planes caídos permitirán que se haga vía web, con una nueva modalidad de hasta 60 cuotas sin monto límite para las deudas a incluir, con una fecha de vigencia hasta el 30 de junio. Por último, las pymes que tengan como mínimo dos empleados cuya facturación neta no supere los 2.145.000 pesos se las eximirá del total del pago de ingresos brutos durante su primer año laboral y el 50 por ciento en el segundo.

Pese a que distintos referentes apoyaron las medidas tomadas, dejaron trascender que no es necesario ya que la economía no permite el repunte de la actividad aun con los paquetes anunciados. «Estas medidas son paliativas para superar la recesión, pero los trabajadores no tienen poder adquisitivo: caímos en un pozo y ahora el gobierno te da una soga», asumió Bilanski, representante del sector que tras la crisis cambiaria y el aumento de las tarifas sufrió un descenso de 15 mil pequeñas empresas, y entendió que la situación no fue producto de la incapacidad para gobernar sino «parte de un camino totalmente deliberado».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.