La reapertura cada vez más lejos

La reapertura cada vez más lejos

En el edificio del ex cine teatro Aconcagua, ubicado en General Mosconi 3360, aparecieron los carteles de “Vendido”. Así amaneció el último viernes y los vecinos entendieron que los vientos a favor que creían tener no eran tan poderosos. Es que en 2012, la Asociación Civil Aconcagua impulsó un proyecto de Ley para concretar su expropiación que fue votado por unanimidad en la Legislatura porteña. Si bien luego llegó el veto del por entonces Jefe de Gobierno Mauricio Macri  por considerarlo económicamente inviable, era una llama que se mantenía: la de la esperanza de que aquel espacio, que había sido la usina cultural de los barrios de Villa Devoto y Villa Pueyrredón, volviera a brillar.
Un italiano, José Patti, constructor de oficio levantó en 1944 el cine barrial más grande de la época. El cine teatro  Aconcagua tenía capacidad para 1200 personas, butacas de cuero y calefacción. Nada que envidiarle a las grandes salas del centro de Buenos Aires. El gigante resistió en los `60 el auge de la televisión y en los `80 la llegada de la video casetera. En los ´90 con la invasión de las grandes cadenas de cine, el Aconcagua ya no tuvo cómo competir. Y terminó convertido en una Iglesia Evangélica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.