¿Qué reclamaban las organizaciones reprimidas en el Obelisco?

¿Qué reclamaban las organizaciones reprimidas en el Obelisco?

Mientras el presidente Mauricio Macri se encontraba en el desfile militar en Avenida Libertador, el obelisco fue el punto de encuentro que ayer las diferentes organizaciones utilizaron para unirse a criticar la política que el gobierno porteño está llevando a cabo para solucionar la problemática de la gente en situación de calle. 

Con ollas populares, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) de Juan Grabois fueron los organizadores de la jornada que transcurridos las primeras horas intentaron colocar una carpa para resguardar a aquellos que se encontraban durmiendo en la calle, lo que provocó una represión por parte de la Policía de la Ciudad, que detuvo a dos personas consideradas «delincuentes».

«Lamentablemente volvimos a caer en aquellos que creen que la política se hace con violencia; acá se fue a buscar el conflicto, fueron a agredir a la policía.); Juan Grabois pretendía armar una carpa en la Plaza de la República, quisieron bajar colchones, empezaron a agredir a la policía, a tirar piedras», consideró más tarde el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. Sin embargo, el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad confirmó más tarde que los detenidos se encuentran actualmente viviendo en la calle. 

La situación escaló luego de una semana en la que fallecieron cinco personas en todo el país a causa del frio, lo que movilizó a diferentes clubes de la Ciudad a abrir sus puertas y generar campañas de concientización y solidaridad. Es que, a diferencia de las cifras oficiales que estiman que hay 1136 personas viviendo en las calles porteñas, el último Censo Popular que realizaron diferentes organizaciones sociales reflejó que 7251 habitantes se encuentran sin hogar en la Ciudad. 

«Lo hicimos en las 15 comunas, dividiendo el censo en 48 barrios, durante 4 días en todas las franjas horarias con más de 800 voluntarios: hubo un aumento del 25 por ciento con respecto al último (en 2017); la diferencia en la cifra marca el grado de importancia que el gobierno le da a este conteo», consideró Horacio Ávila, referente de Proyecto 7 y uno de los encargados de llevar a cabo el censo. La diferencia sustancial entre ambos relevamientos, según los especialistas, pasó porque el gobierno lo realizó en un solo día y no tuvo en cuenta a aquellas personas que duermen en los albergues, clubes y paradores. «La cuestión básica para solucionar esta crisis es que es necesario dejar de producir pobreza», concluyó Ávila. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.