EL ENORME GASTO DE MACRI EN LA RECOLECCIÓN DE RESIDUOS

EL ENORME GASTO DE MACRI EN LA RECOLECCIÓN DE RESIDUOS

La recolección en la Ciudad de Buenos Aires cuesta $1.300 millones

¡AY! … TENGO UNA BASURITA

“El Gobierno de Macri lleva gastado en dos años y medio más dinero que en los 8 años anteriores: mientras que en el período 2000-2007 la Ciudad tuvo que pagar por la recolección basura $ 2.636.735.153,91, en los dos años y medio de gestión PRO ya llevan $ 2.875.444.740,89”, denunció hoy Aníbal Ibarra.

Según su informe, este año la Ciudad gastará 1480 millones en el pago a las cinco empresas recolectoras de basura que operan en la ciudad y 100 millones más al Ente de Higiene Urbana (el organismo encargado del servicio de recolección de basura y barrido en el área correspondiente con los CGP Nº 8 y 9, que abarca los barrios de Liniers, Villa Lugano, Mataderos, Villa Riachuelo y parte de Villa Soldati, Flores y Villa Luro).

RESPONDA ESTA ENCUESTA AQUÍ


Proyección del aumento del gasto de recolección de residuos, elaborada por Aníbal Ibarra.

“Al cierre del año 2009, la participación del gasto en recolección de residuos sobre el total alcanzó la cifra récord de 8,21% del total, muy superior al 6% que representaba en 2005 y también al 7,38% que representaba en 2007”, graficó en su informe el diputado de Diálogo por Buenos Aires.

Pero Ibarra no fue el único que cuestionó el aumento del gasto por la basura; desde la Coalición Cívica; Fernando Sánchez declaró: “no entiendo cuál es el criterio político de la Ciudad para darle a las empresas prestadoras de servicios un aumento mayor que el que se le reconoció a los trabajadores estatales”.


Comparativo del gasto por recolección de basura en el total del gasto de la Ciudad.

“El presupuesto de la Ciudad es una gran mentira; y eso queda claro con este pedido de ampliación que desestimó el ingreso y dejó en evidencia que el último aumento impositivo fue innecesario. Ahora lo estudiaremos punto por punto, y particularmente el aumento que se plantea para las contratistas de la basura”, finalizó Sánchez.

Desde el gobierno porteño desmienten esta información precisando que el contrato con las empresas recolectoras (un pliego que fue firmado en 2004, bajo la gestión de Ibarra, y luego prorrogado en sucesivas ocasiones hasta este año) estaba estimado en mil millones para el 2010.

También señalan que debido al aumento salarial que negoció este año el sindicato de Camioneros -una suba que implicó el 25 por ciento-, debe redeterminarse el valor del contrato, y allí radica la suba de 250 millones que fue incluída en el proyecto de ampliación presupuestaria de 970 millones que envió el Ejecutivo a la Legislatura la semana pasada.

Por lo tanto, de acuerdo a voceros del oficialismo, el monto total que pagará la Ciudad es las empresas recolectoras será de 1250 millones de pesos.

“Ibarra está mezclando todo”, aseguraron desde el Ministerio de Espacio Público y precisaron que no hubo un aumento en los contratos por la recolección de basura más allá del que implica la suba salarial. “El problema es que en las cifras que Ibarra calcula, incluye sin decirlo, el presupuesto del Ceamse, que es la etapa de procesamiento y disposición final de la basura”.

De acuerdo a fuentes oficiales de la cartera de Hacienda, el presupuesto en este ítem para 2010 era de 280 millones, y en lo que va del año se incorpora una suba de 80 millones más.

Otro punto de divergencia es lo que gasta la Ciudad en el Ente de Higiene Urbana, el encargado de recolectar los residuos en la llamada “zona testigo”. Para Ibarra, allí hay un gasto de 100 millones de pesos, mientras que desde el gobierno afirman que sólo se destinan a este organismo descentralizado 40 millones.

Pero hay un número que no permite dudas, y es que cada año la participación del gasto por recolección de residuos es mayor en el total de gastos de la Ciudad.

“Al cierre del año 2009, la participación del gasto en recolección de residuos sobre el total alcanzó la cifra récord de 8,21% del total, muy superior al 6% que representaba en 2005 y también al 7,38% que representaba en 2007”, graficó en su informe el diputado de Diálogo por Buenos Aires.

Pero Ibarra no fue el único que cuestionó el aumento del gasto por la basura; desde la Coalición Cívica; Fernando Sánchez declaró: “no entiendo cuál es el criterio político de la Ciudad para darle a las empresas prestadoras de servicios un aumento mayor que el que se le reconoció a los trabajadores estatales”.

“El presupuesto de la Ciudad es una gran mentira; y eso queda claro con este pedido de ampliación que desestimó el ingreso y dejó en evidencia que el último aumento impositivo fue innecesario. Ahora lo estudiaremos punto por punto, y particularmente el aumento que se plantea para las contratistas de la basura”, finalizó Sánchez.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.